•   Nairobi, Kenia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los niños son el sector poblacional más afectado, tanto en el ámbito psíquico como en el cultural, por el último brote de ébola en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), alertó hoy el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

"Las mujeres son las principales encargadas de los niños, por lo que si contraen la enfermedad, sus hijos y toda la familia se vuelven vulnerables", señaló en un comunicado Gianfranco Rotigliano, representante de Unicef en el país.

Además, aquellos que son dados de alta una vez se comprueba que no padecen la enfermedad, corren el riesgo de ser estigmatizados dentro de su comunidad.

Hasta ahora, indica Unicef, ya han muerto dos menores por ébola, mientras que otros seis están siendo tratados, por haber dado positivo o por ser sospechosos de padecer esta fiebre hemorrágica, en los centros médicos de las localidades de Beni y Mangina.

Personas de la OMS y UNICEF informan a los ciudadanos congoleños sobre las prevenciones contra el ébola

"El impacto de la enfermedad en los niños no se limita a aquellos que han resultado infectados o que se sospecha que puedan estarlo", especificó Rotigliano.

"Muchos de ellos se enfrentan a la enfermedad y muerte de sus padres y sus seres queridos, o han perdido a buena parte de su familia y se han quedado solos. Esos niños necesitan urgentemente nuestro apoyo", recalcó.

Lea: Ébola y guerra, una doble pesadilla para los congoleños
Lea: Once muertes por Ébola confirmadas en el este de la RDC

UNICEF ha identificado ya a 53 niños huérfanos a causa del ébola, a quienes les está proporcionando atención psicosocial y ayuda alimentaria, además de buscarles posibles familias de acogida.

Los casos confirmados de este último brote, declarado en las provincias nororientales de Kivu Norte e Ituri el pasado 1 de agosto, ascienden a 51, 17 de ellos fallecidos, según los últimos datos difundidos hoy por el Ministerio de Sanidad del país.

Personal médico colgando pancartas informativas sobre el ébola para que los ciudadanos puedan tomar medidas de prevención contra este virus

El número total de casos, incluyendo los confirmados y los probables, asciende a 78.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció hoy que desconoce el alcance real del brote, dado que hay varias "zonas rojas" en las que no tiene acceso, por lo que el trabajo epidemiológico es extremadamente complicado.

También: Científicos descubren "poderosos" anticuerpos en supervivientes al ébola

El noreste de la RDC vive desde hace años una situación de conflicto con constantes matanzas protagonizadas por rebeldes, que se enfrentan asimismo a las tropas gubernamentales y a las fuerzas de la ONU (MONUSCO).

El ébola se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y alcanza una tasa de mortalidad del 90 %.

La peor epidemia de esta enfermedad conocida en el mundo se declaró en marzo de 2014, con primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakry, desde donde se expandió intensamente a Sierra Leona y Liberia.

La OMS dio por finalizada la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque la agencia de la ONU admitió que las cifras reales pueden ser más altas.