•   Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno anunció hoy la instalación de una "mesa de crisis" para buscar un solución a las obras del Metrobús, el sistema de transporte público que recorrerá la capital, después de que la empresa contratista comunicara una eventual suspensión de los trabajos al no poder cumplir con los plazos.

El nuevo ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, dijo en una rueda de prensa que la empresa portuguesa Mota Engil, de cuya petición tuvo conocimiento este jueves, está obligada por contrato a continuar las obras por un plazo de 21 días tras ese aviso.

Una fallecida y 313 casos de dengue en Paraguay en primeros 15 días de 2018

Wiens agregó que la mesa de crisis estará formada por todos los sectores involucrados, entre ellos los comerciantes que se han venido quejando del perjuicio causado por las obras, cuya culminación está fijada para el 23 de diciembre.

"Tenemos tiempo hasta el 3 de septiembre para encontrar una solución a este problema. Mientras tanto, la contratista deberá seguir con los trabajos hasta esa fecha. Confiamos en que el conflicto podrá ser resuelto durante este tiempo entre todos", dijo Wiens, citado en un comunicado del Ministerio.

Agregó que la mesa presentará su primer informe al respecto el próximo lunes y que a la misma se sumarán representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, ente que aporta cooperación técnica y financiera.

Casi 20,000 evacuados por inundación en Paraguay mientras río sigue subiendo

La marcha de las obras del Metrobús vienen siendo criticadas por su retraso y por sus consecuencias negativas en el tráfico de la ciudad y en la actividad de los comercios ubicados a su paso.

En ese sentido, Wiens consideró que la crisis planteada es una oportunidad para "incorporar en este proceso a los más afectados", al tiempo que prometió una absoluta transparencia en la gestión.

El recorrido del Metrobús abarca 11,4 kilómetros de Asunción y su área metropolitana sobre los que se levantarán carriles de tránsito exclusivo con sus respectivas estaciones y veredas.

El proyecto inicial, que data del anterior Gobierno de Horacio Cartes, consistía en un sistema de transporte eléctrico de pasajeros, pero por problemas con el presupuesto se decidió que funcionara a diesel.

Las obras comenzaron a principios del pasado año a la altura de la Universidad Nacional de Asunción, en la ciudad de San Lorenzo, y se extienden hasta el centro de la capital.

La idea es que beneficie a unas 300.000 personas del área del Gran Asunción.