•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades israelíes cerraron hoy el paso de Erez, el único destinado al tránsito de personas entre el país y la Franja de Gaza, aunque lo mantuvo operativo para casos humanitarios y periodistas.

Fuentes israelíes confirmaron a Efe el cierre, que podría extenderse más días, y dijeron que se debe a "la violencia junto a la frontera del pasado viernes", cuando se repitieron las protestas cerca de la divisoria en las que murieron dos palestinos por disparos y 60 fueron heridos, dijo el Ministerio de Sanidad palestino.

La emisora nacional israelí Kan difundió hoy que también hubo soldados heridos en las movilizaciones, en las que el Ejército contabilizó a "miles de manifestantes y alborotadores" que arrojaron bombas incendiarias y artefactos explosivos "improvisados" contra la divisoria.

Lea además: Unos cuarenta barcos salen al mar en Gaza para protestar el bloqueo israelí

Además, se lanzaron globos incendiarios hacia Israel que provocaron un fuego junto a la comunidad agrícola de Beeri, y algunos palestinos se infiltraron en el territorio, aunque "se retiraron inmediatamente a la Franja", apuntaron las fuerzas armadas.

Las tropas "respondieron con medios de dispersión de masas y dispararon rondas selectivas de munición real, de acuerdo a las normas operativas", dijo el Ejército, que acusa al movimiento islamista Hamás, al frente de facto en Gaza, de aprovechar las protestas para dañar la valla, cometer ataques, intentar infiltrarse y lanzar objetos incendiarios.

En estos momentos se mantienen los esfuerzos liderados por Egipto, con respaldo de la ONU, para que Israel y Hamás logren una tregua de larga duración, de la que se han filtrado detalles, aunque aún no hay información oficial.

También: Macron y Al Sisi ven urgente rebajar la tensión en la Franja de Gaza

Según Jalil al Haya, jefe segundo del buró político de Hamás, las negociaciones indirectas, en las que también participa Catar, "están muy cerca de alcanzar un pacto que consiga calma en la Franja de Gaza".

Pero por el momento, solo se ha concretado en un acuerdo de "calma por calma" entre las partes, implementado la semana pasada tras una intensa escalada de violencia.

Este gesto fue sucedido el miércoles por la ampliación de la zona de pesca autorizada y la reapertura del cruce de Kerem Shalom, el único para mercancías, que había permanecido cerrado más de un mes, a excepción de material humanitario, en represalia al lanzamiento de objetos incendiarios que han causado cientos de fuegos y arrasado hectáreas de terreno.

De interés: El Gabinete de Seguridad israelí se reúne para tratar sobre situación en Gaza

Los incendios provocados comenzaron con las movilizaciones de la Gran Marcha del Retorno, que cada viernes desde el 30 de marzo convocan a miles de personas a protestar en la valla fronteriza para exigir el fin del bloqueo y el derecho al retorno.

Desde entonces, han muerto en Gaza 160 palestinos por fuego israelí, la inmensa mayoría de ellos en las protestas y varios en incidentes violentos en la frontera.