•   Islamabad, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, prometió reformas educativas y judiciales, una campaña anticorrupción y promover el turismo durante su primer discurso como dirigente del país, pronunciado hoy después de jurar ayer su cargo.

"Nos aseguraremos de investigar la corrupción, aprobaremos una ley para reducir la corrupción (...) Mantendré un ojo en los saqueadores a través de la Agencia de Investigación Federal", aseveró el ya primer ministro paquistaní en un discurso a la nación.

También prometió mejorar los colegios públicos, ayudar a los agricultores y reformas civiles.

Imran Khan, primer ministro Pakistán. END/ARCHIVO.

"Abriremos cuatro nuevos centros de recreo cada año para promocionar el turismo, empezaremos a desarrollar FATA (noroeste) y Baluchistán (oeste)", anunció.

También prometió mejores relaciones con los países vecinos, sin referirse en concreto a la India o Afganistán, que acusan a Islamabad de patrocinar a terroristas que atentan en sus territorios, respectivamente. Khan, de 65 años, fue investido ayer en una ceremonia en Islamabad, un día después de ser elegido primer ministro por la Asamblea Nacional con el apoyo de 176 de los 342 diputados que forman la Cámara Baja del Parlamento.

El Pakistán Tehreek-i-Insaf (PTI) de Khan contó con el apoyo de varios partidos menores y diputados independientes que sumó a los 158 escaños que logró en las elecciones del 25 de julio. Su principal rival, el líder de la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), Shehbaz Sharif, logró 96 votos.

Durante la tensa campaña electoral, partidos y grupos de derechos humanos denunciaron presiones por parte de "los poderes establecidos" (alusión a los militares) a la prensa y algunos candidatos para favorecer al PTI. Tras el anuncio de resultados, la oposición alegó fraude electoral.