•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno boliviano informó este martes la existencia de unas 400 hectáreas de plantaciones de coca en una reserva ecológica, convertida en bandera de grupos ambientalistas, y donde las autoridades pretenden trazar una carretera que la atravesaría por la mitad.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, dijo que "desde hace varios años" se han instalado asentamientos de colonos mineros en "un área del 10% del Tipnis (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure), denominado Polígono 7", donde hay plantaciones de coca legal de hasta 400 hectáreas.

 Lea: Policía destruye 114,692 matas de marihuana en el oeste de Guatemala

En el Tipnis, que ocupa una superficie de más de un millón de hectáreas en el centro del país, viven unos 50,000 nativos.

El pasado fin de semana, un autodenominado Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que representa a un conglomerado de ONGs, fue impedido de llegar al lugar por locales supuestamente afines al gobierno.

"¿Qué es lo que ocultan?", preguntó entonces el ecuatoriano Alberto Costa, miembro del Tribunal.

 De interés: Guatemala ha decomisado más de 33,9 toneladas de cocaína desde 2016

"En el Polígono 7 se han encontrado (además) pozas de maceración, principalmente en cercanías de Ichoa, Aroma y Nueva Tacopaya", admitió este martes Cáceres.

Hace dos años, dos marchas de nativos del Tipnis hacia La Paz frenaron la decisión del gobierno de Evo Morales de construir una carretera que divida en dos su territorio. Sin embargo, el Congreso aprobó en 2017 una ley que franquea esa posibilidad.

 Además: Familia colombiana simulaba viaje de turismo para llevar heroína a Ecuador

La vía bosquejada entonces por el gobierno tiene una extensión de 300 kilómetros, entre la región cocalera del Chapare (centro) y el departamento amazónico de Beni (noreste).

Los indígenas del Tipnis luchan desde la década del 90 por preservar su territorio.