•  |
  •  |
  • EFE

La pobreza medida por ingresos en Chile cayó al 8,6% en 2017, una disminución de 3,1 puntos porcentuales respecto de la última medición de 2015 (11,7%), en uno de los registros más bajos de América Latina, según una encuesta oficial difundida este martes.

La cifra implica que en los últimos dos años 518.120 personas dejaron de ser pobres en Chile.

En total, al año 2017, 1.528.284 chilenos se encontraban en situación de pobreza por ingresos, y 412.838 de ellos en "extrema pobreza", un 2,3% de una población de casi 18 millones, de acuerdo a los datos de la última encuesta de Caracterización Socioeconómica del gobierno (Casen), que se publica cada dos años.

En 2006, la pobreza por ingreso en Chile se situaba en 29,1%.

En tanto, la pobreza multidimensional -que mide otros factores como entorno, educación, vivienda y acceso a la salud- se estancó por primera vez en el registro oficial. En 2017, el índice llegó al 20,7%, contra un 20,9% registrado en 2015.

"Son malas noticias. Por primera vez desde que se mide la pobreza en Chile, esta se ha estancado y no tenemos mejora", dijo el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, al presentar los datos oficiales.

Lo anterior, de acuerdo al ministro --que entregó los datos recogidos durante la anterior administración de la socialista Michelle Bachelet (2014-2018)-- implica que "en los últimos dos años, los sectores pobres se han hecho más pobres".

Con todo, el registro de pobreza por ingreso que alcanzó Chile se ubica muy por debajo del promedio de América Latina. De acuerdo al último reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la región ostenta a 2017 un 30,7% de pobreza, lo que equivale a 187 millones de pobres.

La encuesta oficial mostró también un empeoramiento de la distribución del ingreso en el país. El 10% más rico recibe ingresos 39,1 veces superiores que el 10% más pobre; en 2015 la diferencia era de casi 34 veces.

"La encuesta Casen nos muestra que cualquiera sea la medición, la distribución del ingreso empeora", aseguró el ministro Moreno, que culpó al "deterioro del mercado del trabajo" durante la anterior administración para explicar los resultados en materia de distribución de ingreso.

"No es un problema de un gobierno anterior, sino de un modelo económico que se sigue manteniendo en el país", defendió de su lado el diputado comunista Hugo Gutiérrez.

La administración de Bachelet registró un crecimiento promedio de la economía de un 1,7%, por un deterioro de la industria del cobre, del que Chile es su principal productor mundial.

La socialista, que le entregó en marzo el poder al conservador Sebastián Piñera, puso en práctica una serie de reformas sociales, entre ellas la instauración de la gratuidad universitaria para los estudiantes más pobres, y una reforma tributaria, cuyos efectos, de acuerdo a expertos, aún no se expresarían en las cifras oficiales.

La Araucanía, la región con más pobres en Chile

La región de La Araucanía, en el sur de Chile, donde se asientan la mayoría de las comunidades indígenas mapuche -los primeros habitantes de Chile y Argentina-, continuó registrando la más alta pobreza del país, con un índice de 17,2%, más que el doble de la tasa nacional.

En contraste, la región de Magallanes, la más austral del país, tuvo en 2017 el más bajo índice de pobreza por ingreso, con un 2,1%.

En Santiago, la capital chilena y la ciudad de mayor población con siete millones de habitantes, la pobreza alcanzó al 5,4% de sus habitantes.

La encuesta Casen -cuyo datos son utilizados para la elaboración de políticas sociales estatales- fue realizada por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica y se desarrolló entre noviembre de 2017 y febrero de 2018.

El sondeo fijó el umbral de la línea de la pobreza para un hogar de cuatro personas en 417.348 pesos (627 dólares).