•  |
  •  |
  • AFP

Un tiempo más fresco y vientos menos fuertes daban la mañana de  hoy un respiro a los bomberos que combaten los incendios en Santa Barbara, en California, al oeste de Estados Unidos, indicaron las autoridades. El fuego, que destruyó desde el comienzo de la semana 80 casas y 3.500 hectáreas y obligó a evacuar a 30 mil 500 personas, seguía controlado sólo en un 10% hoy por la mañana, informó el Departamento de bosques y de la protección de incendios de California, Calfire.

Pero las autoridades locales eran optimistas, entre otras razones, por una niebla llegada del Océano Pacífico tras varios días de calor seco, lo que debería ayudar a contener mejor los incendios, ahora más alejados de las casas y en retroceso hacia las colinas. "El fuego se calmó la noche pasada gracias al tiempo", declaró el capitán de Bomberos del condado de Santa Barbara, Dave Sadecki, a la televisión local NBC4.

"Ayer tuvimos temperaturas elevadas, una baja humedad y un viento fuerte; ahora bajaron las temperaturas, la humedad aumentó y tenemos una capa de niebla. Es perfecto para combatir el fuego", añadió. Unos 3.455 bomberos luchaban contra el siniestro, con la ayuda de tres helicópteros y un DC-10, encargado de arrojar un producto químico contra el fuego.