•   Miami, Florida  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex director general y vicepresidente de un banco suizo se declaró culpable este miércoles en Miami por su papel en un esquema multimillonario de lavado de dinero robado de la estatal petrolera venezolana PDVSA, informó la fiscalía estadounidense.

Matthias Krull, un alemán de 44 años que residía en Panamá, admitió que cuando dirigió el banco suizo atrajo a clientes venezolanos, entre ellos a un grupo de "boliburgueses" acusados de lavar 1.200 millones de dólares de PDVSA en bienes raíces en Florida, dijo la fiscalía en un comunicado.

Lea: Juez de EEUU autoriza incautar acciones de Citgo, filial de PDVSA

Tras alcanzar un acuerdo con la fiscalía, será sentenciado el 29 de octubre por la jueza federal Cecilia Altonaga en un tribunal en Miami, Florida.

Entre los clientes de Krull en el banco suizo -identificado por la revista financiera Bloomberg como el Julius Baer Group- figura el venezolano Francisco Convit, un accionista de Derwick Associates que fue inculpado por lavado de dinero el 16 de agosto.

 Maduro designa a un militar como nuevo jefe de PDVSA

La conspiración comenzó en diciembre de 2014 con un esquema de cambio de divisas diseñado para malversar cerca de 600 millones de dólares de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela y principal fuente de ingresos de ese país que sufre una profunda crisis económica.

"Para mayo de 2015, la conspiración se había duplicado a 1.200 millones de dólares malversados de PDVSA", señaló el comunicado.

Krull se unió a la operación de lavado de dinero en 2016. "Entre sus coconspiradores se encontraban funcionarios de PDVSA, lavadores de dinero profesionales y miembros de la élite venezolana, a veces conocidos como 'boliburgueses'", detalló el texto.

Estado Unidos dice que comicios en Venezuela no cambiarán estrategia de sanciones

Los demás inculpados venezolanos son Carmelo Urdaneta, exasesor jurídico del Ministerio de Petróleo y Minería; Abraham Ortega, exejecutivo de PDVSA; José Vicente "Chente" Amparan, un empresario calificado como un "lavador de dinero profesional" con vínculos en España y Malta, y Mario Bonilla Vallera.

En la inculpación del 16 de agosto también son señalados como parte de este esquema el portugués Hugo Ramalho, el uruguayo Marcelo Gutiérrez Acosta y Lara y el colombiano Gustavo Hernández Frieri.