•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Senado argentino autorizó hoy a la Justicia realizar registros en las casas de la expresidenta y actual senadora Cristina Fernández, imputada en una causa en la que se investigan millonarios sobornos de empresarios de la obra pública a funcionarios de los Gobiernos kirchneristas (2003-2015).

Tras dos intentos fallidos de tratar el asunto en las dos últimas semanas, ya que ni siquiera se pudo iniciar el debate, finalmente hoy los senadores votaron a favor, por unanimidad, de que el juez Claudio Bonadio lleve adelante allanamientos en los domicilios de Fernández en Buenos Aires y el sur del país, en busca de pruebas.

Cristina Fernández tilda al Gobierno Macri de catástrofe económica y social

Al estar aforada, cualquier decisión de la justicia que apunte al arresto de Fernández o el registro de sus propiedades debe pasar por el pleno de la Cámara Alta, en la que ningún bloque tiene mayoría absoluta pero el peronismo -al que pertenece la expresidenta pero está dividido en varios sectores- es el movimiento con más peso.

El pedido de allanamiento había sido solicitado por el juez Claudio Bonadio y requería la votación en el Congreso, pues la exmandataria (2007-2015), elegida senadora en 2017, está amparada por fueros parlamentarios.

La sesión se prolongó durante seis horas, con intervenciones de 24 senadores.

Cristina Fernández niega haber recibido sobornos y denuncia persecución

En su discurso, Kirchner reiteró que el proceso en su contra tiene como motivación apartarla de la política.

"Si algo faltaba para consagrar la persecución política en Argentina era esta causa. Voy a ser la primera senadora allanada", aseveró.

Debido a sus fueros, Kirchner no puede ser detenida, pero se la puede imputar y condenar.

La semana pasada, una sesión en el Senado para evaluar el pedido de Bonadio había fracasado por falta de quórum.

Como antesala, en una carta a los distintos bloques del Senado difundida el martes, Kirchner se declaró dispuesta a que se allanaran sus domicilios de Buenos Aires, Río Gallegos y El Calafate, estos dos últimos en el sur del país, aunque pidió que se prohíba la presencia de cámaras durante los procedimientos.

En Argentina se instala el malestar económico y cae el consumo

También solicitó la presencia de sus abogados y un senador durante los allanamientos.

Esos pedidos, especialmente el de impedir la divulgación de imágenes, fue apoyado por varios congresistas con el argumento del resguardo de la intimidad.

Kirchner "merece respeto. Allanen, busquen las pruebas, pero con respeto. Respeten la dignidad humana", enfatizó el senador Adolfo Rodríguez Saa, de la Unidad Justicialista (peronista).