•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Luiz Inácio Lula da Silva, líder en los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil pero virtualmente inhabilitado por estar preso y condenado por corrupción, pidió hoy a la Justicia que se le permita dar entrevistas en su condición de candidato.

La petición para que se le reconozca el derecho de participar en la campaña electoral mediante la concesión de entrevistas a los medios de comunicación fue presentada este viernes al Tribunal Superior Electoral (TSE) por la defensa del ex jefe de Estado, informó en un comunicado el Partido de los Trabajadores (PT).

Según el recurso presentado a la autoridad judicial, Lula puede ofrecer entrevistas incluso preso o ser representado en las mismas por su candidato a vicepresidente y vocero, el exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad.

Lea además: El Gobierno brasileño defiende reclusión de travestis en presidios masculinos

De acuerdo con el PT, los abogados de Lula argumentan en su petición que, "incluso condenado injustamente, el expresidente mantiene intactos sus derechos políticos, incluyendo los de votar y ser votado como candidato presidencial".

Agregan que la ley electoral garantiza que todos los candidatos reciban tratamiento igualitario por parte de los medios de comunicación.

El recurso recuerda que varios medios de comunicación solicitaron autorización para entrevistar a Lula en su celda, pero las mismas fueron negadas por el tribunal de ejecuciones penales de Curitiba, ciudad del sur de Brasil en la que el ex jefe de Estado está preso desde el 7 de abril.

También: Tribunal electoral de Brasil recibió 16 impugnaciones a candidatura de Lula

La víspera, en otra petición ante el tribunal electoral, la defensa de Lula pidió que se le garantice el derecho de recibir el mismo tiempo de cobertura en los medios de comunicación que el de los demás candidatos.

Algunos medios argumentan que no pueden ofrecer informaciones diarias sobre la campaña de Lula como lo hacen de los demás aspirantes debido a que el líder socialista está preso e impedido de participar en actos electorales.

De interés: Lula con 39% de intenciones de voto en Brasil, según Datafolha

Según el PT, los medios se niegan a darle cobertura a la campaña que realiza Haddad por tratarse de un candidato a vicepresidente.

Las autoridades electorales ya negaron en anteriores oportunidades recursos semejantes en los que la defensa de Lula pidió que se le autorizara participar en los debates en televisión que han realizado los candidatos presidenciales.

La última palabra sobre el asunto la tendrá el tribunal, que aún no se ha pronunciado sobre el asunto y tiene de plazo hasta el 17 de septiembre, cuando faltarán 20 días para las elecciones. 

Pese a que lidera con gran ventaja todas las encuestas de intención de voto para las presidenciales, Lula, preso desde abril pasado para cumplir una condena de 12 años por corrupción, está virtualmente inhabilitado debido a que la legislación veta las candidaturas de condenados en segunda instancia por tribunal colegiado, como es su caso.

Pese a ello, el Partido de los Trabajadores (PT) inscribió su candidatura el 15 de agosto pasado con el argumento de que Lula fue condenado sin pruebas víctima de una persecución política y de que la democracia estaría amenazada con el veto del aspirante favorito a vencer las elecciones.

El tribunal recibió hasta la noche del miércoles, cuando vencía el respectivo plazo, un total de 16 impugnaciones contra la candidatura del exgobernante, incluyendo una de la propia Fiscalía General de la República.

La última palabra sobre el asunto la tendrá el tribunal, que aún no se ha pronunciado sobre el asunto y tiene de plazo hasta el 17 de septiembre, cuando faltarán 20 días para las elecciones.