•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 18 personas murieron hoy y otras 19 resultaron heridas en un incendio ocurrido en un hotel de la ciudad china de Harbin, en el noreste del país, informó la televisión estatal china CCTV.

El incendio empezó a las 4:36 horas (20:36 GMT) en el hotel Beilong Hotspring Leisure por motivos que todavía se desconocen, y más de un centenar de bomberos trabajaron durante más de tres horas hasta extinguir el fuego.

 Lea: Incendio calcina una vivienda en Boaco

Las autoridades chinas aseguraron que ya se ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido y que los heridos han sido trasladados al hospital para recibir asistencia médica.

Las medidas de seguridad antiincendios de los inmuebles del país han sido puesta en duda en muchas ocasiones. Foto: AFP/END

En imágenes difundidas por CCTV, se puede ver que varios edificios del complejo hotelero quedaron totalmente calcinados, afectando a una área de cerca de 400 metros cuadrados.

 De interés: Una madre y sus cinco hijos fallecen en el incendio de un motel en EStados Unidos

Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, la más septentrional del país en la frontera con Rusia, es conocida por albergar en invierno el Festival de Hielo y Nieve, el mayor parque de este tipo en el mundo.

Las medidas de seguridad antiincendios de los inmuebles del país han sido puesta en duda en muchas ocasiones. Foto: AFP/END

La ciudad suele recibir cada invierno a más de un millón de turistas, en su mayoría chinos, atraídos por las colosales estatuas de agua congelada y nieve con forma de templos, pagodas, palacios o budas.

 Además: Desalojan a cientos de personas en Texas por un incendio en un parque natural

Las medidas de seguridad antiincendios de los inmuebles del país han sido puesta en duda en muchas ocasiones, especialmente tras la muerte de 19 personas, entre ellos ocho niños, en un incendio en un edificio de viviendas al sur de Pekín ocurrido en diciembre del año pasado.

Fue entonces cuando las autoridades lanzaron una campaña de 40 días para examinar las medidas antiincendios de los inmuebles de la capital y sus suburbios, que acabó convirtiéndose en el desalojo masivo de miles de personas de sus hogares, en su mayoría trabajadores migrantes.