•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La expresidenta argentina y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner comparecerá el lunes citada a indagatoria en una causa que investiga el pago de supuestos sobornos en la que están involucrados exfuncionarios y empresarios.

"Mañana voy al juzgado de (Claudio) Bonadío por séptima vez", escribió Kirchner este domingo en su cuenta de Twitter.

Ministro de Justicia de Macri cree que Fernández no debe ir presa sin condena

La exmandataria pidió a sus seguidores que se abstengan de acompañarla.

"Ya saben, no se movilicen. Pongan la energía en defender la universidad y la salud públicas, la ciencia y la tecnología y ayudar a lxs que la están pasando mal, que desgraciadamente no son pocxs hoy en nuestro país", escribió.

Cristina Fernández. END/ARCHIVO.

Fernández de Kirchner, de 65 años y quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015, ya había acudido el 13 de agosto a una primera sesión indagatoria ante el tribunal que investiga el pago de sobornos por parte de empresarios para obtener contratos de construcción de obra pública.

Tribunal argentino ordena citar a Fernández en causa por lavado de dinero

En esa ocasión, recusó al juez y al fiscal Carlos Stornelli, pero su pedido fue rechazado.

Además de éste, Fernández tiene abiertos otros cinco procesos judiciales por presunta corrupción y por encubrimiento a iraníes en el atentado a la mutual judía AMIA.

El lunes también deberá comparecer el exministro de Planificación Julio de Vido, quien está bajo arresto preventivo.

Fernández es la persona de más alto rango investigada en el caso de "los cuadernos de la corrupción", que implica a una docena de exfuncionarios kirchneristas y a una treintena de altos empresarios.

Inician allanamientos a viviendas de Kirchner por una causa de corrupción

La trama de sobornos, narrada en una serie de detallados diarios que llevó un chofer del ministerio de Planificación y que terminaron en manos de la justicia, abarca también la presidencia del ya fallecido Néstor Kirchner (2003-2007).

A esas anotaciones se han sumado las confesiones de una docena de "arrepentidos", la mayor parte de ellos empresarios, pero también dos exfuncionarios de los gobiernos kirchneristas.

La causa investiga si Fernández era la principal beneficiaria de los millonarios sobornos. Ella asegura que es víctima de una persecución política.

Fernández figura en los sondeos como la principal dirigente de la fragmentada oposición. En las elecciones de 2019 podría optar nuevamente a la presidencia.