•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ordenó hoy que se mantenga cerrado durante una semana el único paso para personas entre Gaza e Israel, en represalia por los destrozos ocasionados al cruce por manifestantes palestinos.

"Después del incidente vandálico que vimos el martes pasado, he decidido que el cruce de Erez quedará cerrado hasta el próximo jueves (13 de septiembre). Así es como actuaré también si hay incidentes parecidos en el futuro", anunció Lieberman en la página de Facebook en árabe del Cogat, el organismo militar que coordina las actividades israelíes en los territorios palestinos ocupados.

También: Netanyahu apoya la decisión de EEUU de dejar de financiar la UNRWA

Se harán excepciones en casos humanitarios, evaluados de manera individual.

El Ejército israelí comunicó que varios de los que protestaban arrojaron piedras al cruce e intentaron dañarlo, a lo que las tropas respondieron lanzando gases lacrimógenos y disparando con fuego real.

El cruce de Erez, por el que transitan unos 1.000 gazatíes cada día para entrar o salir del enclave bajo bloqueo, fue cerrado por Israel ayer para reparar los daños causados en el lado palestino el día anterior durante una protesta contra la política estadounidense en la región.

Lea: UE anuncia proyecto con Israel para promover relaciones de ambos en educación
Lea: Israel insta a comunidad internacional a seguir el ejemplo de Trump con Irán

"Residentes de Gaza. Quiero decirles que no toleraremos la violencia. Quien quiera que participe en terrorismo tiene que saber que está dañando las vidas de los residentes de Gaza. Por otro lado, habrá beneficios económicos si hay tranquilidad y seguridad en la zona", escribió Lieberman en su mensaje.

El anuncio extiende los cierres del cruce previstos con motivo de las celebraciones judías del Rosh Hashaná o Año Nuevo judío -Israel cierra temporalmente pasos en Gaza y Cisjordania con motivo de sus festividades-, por las que el paso no iba a estar operativo del domingo 9 al martes 11.

Durante los disturbios del martes en las inmediaciones de Erez hubo por lo menos tres palestinos heridos, según informaron fuentes médicas palestinas.

El Ejército israelí comunicó que varios de los que protestaban arrojaron piedras al cruce e intentaron dañarlo, a lo que las tropas respondieron lanzando gases lacrimógenos y disparando con fuego real.