•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Parlamento español aprobó este jueves un decreto del gobierno socialista que devuelve a los inmigrantes en situación irregular el pleno acceso a la salud pública, limitado en 2012 por los conservadores.

Con 177 votos a favor, 133 en contra y 31 abstenciones, los diputados aprobaron esta medida anunciada por los socialistas poco después de llegar al poder el 1 de junio.

Más de 400 inmigrantes rescatados en el mar frente a las costas españolas

El gobierno de Mariano Rajoy, predecesor conservador del de Pedro Sánchez, privó en 2012 a los migrantes irregulares del acceso a la salud pública, como parte de los recortes económicos acometidos en plena crisis.

Esta medida se vio compensada en parte por la decisión de varias regiones del país de darles a los migrantes ese acceso a la sanidad.

En la votación de este jueves, los partidos de izquierdas y los nacionalistas vascos y catalanes que apoyan a Sánchez aprobaron el texto, mientras que los conservadores del Partido Popular (PP) votaron en contra y los liberales de Ciudadanos se abstuvieron.

Aumenta tasa de mortalidad en el Mediterráneo para inmigrantes y refugiados

El texto prevé que los inmigrantes en situación irregular podrán disfrutar del sistema público de salud "en las mismas condiciones que las personas de nacionalidad española".

"La salud no entiende de fronteras, no entiende de carnets de identidad, de permisos de trabajo ni de residencia", argumentó la ministra de Sanidad, Carmen Montón, ante los diputados.

Migrantes España. END/ARCHIVO.

La diputada conservadora Teresa Angulo acusó por su lado al gobierno de estar "abriendo las puertas de España de par en par al turismo sanitario".

España expulsa a 116 migrantes que el miércoles saltaron la valla de Ceuta

La cámara baja adoptó también un decreto que prevé la creación de más de 300 empleos públicos, a fin de atender mejor a los migrantes y solicitantes de asilo.

España es actualmente la primera puerta de entrada de inmigrantes clandestinos en Europa, con más de 33.000 llegadas desde el inicio del año, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Este jueves, el Consejo de Europa instó al país a mejorar el examen de las solicitudes de asilo de los migrantes en su territorio, en particular en los enclaves norteafricanos de Ceuta y Melilla.