elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades detuvieron a un soldado estadounidense que disparó hoy contra sus compañeros en la base militar norteamericana en Bagdad y mató a cinco de ellos, indicó un alto funcionario del Pentágono. El tiroteo ocurrido en la base de Camp Liberty, a 10 km del centro de Bagdad, dejó también tres heridos, señaló la fuente. Los disparos se produjeron en un despacho médico dedicado a atender a soldados que sufren problemas psicológicos, agregó. "Se nos informó que el tiroteo tuvo lugar en una sala clínica contra el estrés", dijo.

Un portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, habló "de un incidente muy trágico" y precisó que se había abierto una investigación. Se trata del incidente más grave en el que estuvieron incolucrados soldados estadounidenses desde el 10 de abril, cuando cinco de ellos murieron en un ataque con coche bomba en la ciudad de Mosul, al norte del país.

La base de Camp Liberty, cercana al aeropuerto internacional de Bagdad, es la mayor base militar estadounidense en Irak. Irak fue invadido en marzo de 2003 por Estados Unidos, que desde entonces mantiene soldados allí.