•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama invocó este sábado a restaurar la "cordura" en la política nacional, en un discurso que ha sido su primer acto de campaña electoral de cara a las elecciones de noviembre próximo.

Ante más de 750 personas congregadas en el Centro de Convenciones de Anaheim, en el sur de California, Obama aludió a los "dos últimos años" en su país, los primeros bajo la Presidencia de Donald Trump y en los que lamentó se haya visto "un ciclo de rabia y división".

Los Obama producirán serie para Netflix

A diferencia del discurso que ofreció el viernes en la Universidad de Illinois, en esta ocasión Obama no mencionó por su nombre al actual mandatario de EEUU y regresó al estilo que ha desplegado desde que abandonó la Casa Blanca, consistente solo en alusiones veladas a Trump.



"La mayor amenaza para nuestra democracia no es un individuo, un gran multimillonario de Super Pac: es apatía, es indiferencia. No estamos haciendo lo que se supone que debemos hacer", señaló Obama, que subió al estrado usando una camisa blanca y mangas arremangadas.

El espacio de la ex primera dama Michelle Obama

Bajo el mensaje de campaña de los demócratas, "Tómalo de nuevo" ("#Takeitback"), el expresidente llamó a las bases y a voluntarios para incentivar el voto a fin de que ese partido recupere la mayoría en la Cámara Baja.

"Vamos a luchar por la idea de que cada niño en Estados Unidos merece una buena educación, por la idea de que un trabajador debe ganar un salario que le permita vivir y que las mujeres deben ganar lo mismo que los hombres", defendió Obama, en medio de ovaciones y aplausos de sus seguidores.



El exmandatario se dirigió a los independientes, a quienes sugirió dar su voto por aquellos que sientan que van a pelear por ellos, así como a los republicanos que dicen: "No reconozco lo que está pasando en Washington, eso no es lo que somos en Washington".

"Estamos ligados por la noción de que el Gobierno es un Gobierno para todos y no para unos pocos", insistió Obama, quien en su alocución de poco más de 25 minutos apeló a que el pueblo estadounidense trabaje en conjunto y con fidelidad "a las mejores tradiciones en Estados Unidos".

Trump ironiza sobre el discurso de Obama: "Me quedé dormido"

En este recinto del Condado Orange, donde el expresidente ha hecho la primera parada de su campaña para llamar al voto demócrata de cara al proceso electoral de noviembre próximo, Obama expresó su respaldo a los siete aspirantes de este partido del Condado Orange para el Congreso federal.

En su discurso resaltó la virtudes de los aspirantes californianos Josh Harder, TJ Cox, Katie Hill, Gil Cisneros, Katie Porter, Harley Rouda y Mike Levin, sobre quienes mostró su confianza de que devolverán "la decencia y cordura" en Washington.



Estos siete aspirantes demócratas del Condado de Orange desafían en la actual campaña a los republicanos que representan distritos donde la excandidata demócrata Hillary Clinton superó con éxito al presidente Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

Cuatro de esos distritos están representados por republicanos, pero los demócratas, motivados por la gran participación en el reciente proceso de primarias, espera arrebatar al menos dos escaños.

 Lea: ¿Qué pasó con el Partido Republicano?, cuestiona Obama sobre el apoyo a Trump

Además de California y Ohio, donde ofrecerá un mitin el jueves, se espera que Obama haga apariciones al menos en Pensilvania e Illinois.

El viernes, el expresidente rompió su silencio político con un duro pero reflexivo discurso en Illinois, en el que advirtió del "peligro" de estos tiempos y apeló a la responsabilidad cuando envió un "simple" mensaje: "Tienen que votar, nuestra democracia depende de ello".

Los demócratas deben arrebatar 23 escaños en la Cámara de Representantes y dos escaños en el Senado para retomar el poder en ambas cámaras del Congreso, mientras que el partido también se enfrenta a una desventaja en los estados a nivel nacional, donde se elegirán 36 gobernadores.