•   Dubái, Emiratos Árabes Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fracaso de las negociaciones de paz sobre Yemen en Ginebra evidencia el profundo grado de desconfianza entre los beligerantes y hace temer una nueva escalada militar, en particular en la región estratégica de Hodeida, en donde los combates dejaron 84 muertos en 24 horas.

El sábado, las esperadas consultas auspiciadas por la ONU -las primeras desde hace más de dos años- fracasaron incluso antes de empezar. Los rebeldes hutíes no se desplazaron hasta Ginebra tras no haber obtenido las condiciones necesarias impuestas para asistir.

El Consejo de Seguridad pide investigación "creíble" del bombardeo en Yemen

Las negociaciones sobre el conflicto, origen de "la peor crisis humanitaria" del mundo según Naciones Unidas, debían comenzar en un principio el jueves.

Conflicto Yemen. END/AFP.

Unas horas después de que el mediador de la ONU Martin Griffiths anunciara este estrepitoso fracaso, el jefe de los rebeldes Abdel Malek al Huti llamó a sus partidarios a la "resistencia frente a la agresión" del gobierno yemenita apoyado por una coalición militar dirigida por Arabia Saudita.

El jefe de los rebeldes ordenó "avanzar en todos los frentes" y pidió reforzar "la defensa, la seguridad" y "reclutar [...] voluntarios en el terreno", en un discurso retransmitido el sábado por la noche por la televisión rebelde Al Masira.

Cruz Roja confirma la muerte de 50 personas en el bombardeo del Yemen

Los hutíes, que controlan grandes regiones del oeste y del norte del país, entre ellas la capital, Saná, reciben el apoyo de Irán.

El domingo, responsables militares y fuentes hospitalarias dieron cuenta de "violentos" combates las últimas 24 horas alrededor de la ciudad de Hodeida (oeste) que dejaron 84 muertos, 11 entre los combatientes progubernamentales y 73 entre los rebeldes.

Conflicto Yemen. END/AFP.

El proceso de paz que Griffiths buscaba relanzar desde hace meses se vio seriamente comprometido y las armas podrían tomar el relevo, considera Aleksandar Mitreski, investigador sobre el conflicto yemenita en la Universidad de Sídney.

Las fuerzas yemeníes arrebatan un pueblo estratégico a los rebeldes hutíes

"Como no hay un proceso de paz a respetar, los beligerantes no tendrán obligaciones [...] en el terreno", advierte.

El fracaso de las conversaciones podría igualmente "reforzar la convicción de la coalición de que solo las pérdidas en el terreno empujarán a los hutíes al compromiso", señala Graham Griffith, analista para la consultora Control Risks, con sede en Emiratos Árabes Unidos.

"Desequilibrio de las fuerzas"

Las discusiones en Ginebra, de haber tenido lugar, habrían sido las primeras entre el gobierno yemenita y los hutíes desde las celebradas en Kuwait en 2016, que duraron varios meses.

Estas tropezaron con la retirada de los rebeldes de ciudades claves, como Saná, y con la repartición de poder. La delegación de los hutíes quedó luego bloqueada tres meses en Omán debido al bloqueo aéreo que impuso Riad en Yemen. Este precedente suscitó el temor de los rebeldes estos últimos días.

Conflicto Yemen. END/AFP.

El jueves, los hutíes exigieron viajar en un avión de Omán, el traslado de los heridos hacia Mascate, la capital omaní, y la garantía de poder entrar en Saná.

"La falta de confianza" y "el desequilibrio de las fuerzas en el terreno" perjudican cualquier intento de acuerdo político, considera Mitreski.

"La ONU desgraciadamente no tiene la capacidad de ser el mediador" en este conflicto que dejó unos 10.000 muertos, en su mayoría civiles, añade.

El papa anima al diálogo contra la guerra y la carestía en Yemen

Menos pesimista, el analista Graham Griffith considera que "queda una pequeña oportunidad para que el emisario de la ONU pueda salvar algo".

"Las operaciones militares se verán probablemente frenadas por el hecho de que la conducta de la coalición será muy vigilada" a nivel internacional, explica.

"La única preocupación de la coalición liderada por Arabia Saudita sigue siendo la gestión de la reacción de la comunidad internacional", insiste Mitreski, mientras que la ONU alertó sobre la situación de ocho millones de civiles amenazados por el hambre.

Rebeldes yemeníes inician cese el fuego para facilitar el trabajo de la ONU

El viernes, cuando la ausencia de los hutíes dejaba presagiar el fracaso de las negociaciones, estallaron enfrentamientos cerca de la ciudad portuaria de Hodeida (oeste).

Controlada por los rebeldes desde octubre de 2014, Hodeida cuenta con un puerto altamente estratégico, punto de tránsito del 70% de las importaciones en Yemen.

"Los dos próximos meses serán posiblemente cruciales con respecto a la lucha por el control de Hodeida. La operación militar [...] podría continuar", advierte Mitreski.