•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La situación de la población en Palestina ha seguido degradándose en el último año debido a que Israel mantiene sus restricciones sobre Gaza y a la reducción de la financiación internacional en la que se sustenta la ayuda humanitaria, constató hoy un organismo especializado de la ONU.

En un informe anual sobre la situación en los territorios palestinos ocupados, la Agencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) revela que el desempleo ha llegado al 27 %, lo que lo hace el más alto del mundo.

Al mismo tiempo, el ingreso "per capita" ha caído y la producción agrícola se contrajo un 11 %, lo que en conjunto ha generado un deterioro de las condiciones socioeconómicas en el último año.

"De acuerdo al derecho internacional, Israel y la comunidad internacional no sólo deben evitar acciones que obstaculicen el desarrollo, sino dar pasos a favor de los territorios palestinos ocupados", declaró el coordinador de la unidad dedicada a la situación en Palestina en la UNCTAD, Mahmoud Elkhafif.

Lamentó que, a pesar de ello, Israel no haya levantado las restricciones que aplica al comercio y al movimiento de los palestinos y que, por el contrario, haya acelerado la construcción de asentamientos ilegales judíos en los territorios palestinos.

Lea: Agencia para refugiados palestinos necesita 200 millones de dólares para cerrar cuentas de 2018
Lea: Israel prolonga por una semana el cierre de cruce para personas con Gaza

Asimismo, alertó que las donaciones que sostienen las acciones de la ONU y de otras organizaciones a favor de la población palestina vulnerable hayan disminuido hasta tal punto que actualmente sólo representan un tercio de lo que eran en 2008.

En estas circunstancias, las perspectivas para Palestina son muy negativas, según la UNCTAD.

También: Escuelas de la UNRWA abren en Líbano con dudas de si llegarán a fin de curso

El informe ofrece datos recientes sobre la anexión de amplias áreas de Cisjordania y el traslado de colonos judíos a los asentamientos.

Además, señala que el bloqueo de Gaza, que se encuentra en su undécimo año, ha reducido a su población a un estado de total dependencia de la ayuda exterior, ya que su escasa capacidad de producción y medios de subsistencia han sido destruidos en las tres grandes ofensivas militares que Israel efectuó en este periodo.

"Los bienes destinados a la producción que fueron destruidos incluyen vías, estaciones eléctricas, establecimientos comerciales e industriales y tierras agrícolas", detalla el organismo de la ONU.