•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos está planeando un nuevo conjunto de "severas" sanciones contra Rusia por el presunto intento de los agentes del Kremlin de matar a un espía renegado en Reino Unido, dijo el jueves una funcionaria del Departamento de Estado.

La secretaria de Estado adjunta Manisha Singh señaló en una audiencia en el Congreso que Rusia aún no ha aceptado las demandas de que haga transparente su producción del agente nervioso Novichok utilizado el 4 de marzo en el intento de asesinato del ex dobleagente Sergei Skripal y su hija, en Salisbury, Inglaterra.

El Reino Unido traslada a la ONU el presunto envenenamiento por agentes rusos

Moscú tenía plazo hasta noviembre para permitir las inspecciones in situ de sus instalaciones relacionadas con el potente veneno y de proporcionar garantías "verificables" de que el agente no volvería a utilizarse.

"No lo han hecho hasta ahora", dijo Singh. "Estamos considerando esta fecha límite de noviembre absolutamente, planeamos imponer una segunda ronda de sanciones muy severas", dijo.

Vladimir Putín, presidente de Rusia. ARCHIVO/END.

Dijo que las nuevas sanciones incluirán sanciones bancarias, una prohibición más amplia en la adquisición rusa de artículos de defensa y un bloqueo a cualquier ayuda extranjera.

Putin califica como contraproducentes y sin sentido sanciones de EEUU contra Rusia

Las primeras sanciones por el caso Skripal fueron implementadas en agosto, deteniendo la ayuda externa a Rusia con excepción de la asistencia humanitaria, alimentos y otros productos agrícolas, bloqueando algunas ventas del área de defensa, y prohibiendo el apoyo crediticio del gobierno para las exportaciones a Rusia.

Moscú ha negado continuamente las acusaciones.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. ARCHIVO/END.

Pero la semana pasada, Reino Unido identificó a dos rusos que, según dijo, habrían llevado a cabo el intento de asesinato y dijo que eran oficiales de GRU, el servicio de inteligencia militar ruso.

Estados Unidos advierte de más sanciones contra Rusia

Londres señaló con el dedo al presidente ruso, Vladimir Putin, como el "último responsable" del crimen.

Líderes de Canadá, Estados Unidos, Francia y Canadá expresaron su "confianza total" en la apreciación británica.

El jueves los dos sospechosos aparecieron en la televisión rusa para negar que trabajaran para la GRU y dijeron que estaban en Salisbury como turistas.

"Son civiles", subrayó Putin la noche del miércoles, añadiendo que no había ningún aspecto criminal en ellos.