•   Viena, Austria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ministro austriaco de Interior, Herbert Kickl, propuso el viernes organizar en embarcaciones en el mar la selección entre refugiados y migrantes no sujetos al derecho de asilo, durante una reunión europea celebrada en Viena sobre política migratoria.

Esta propuesta adelantada durante una conferencia de prensa junto a su homólogo italiano, Matteo Salvini, valdría "para aquellos que llegan en barco a aguas territoriales de un país de la UE", explicó Kickl, miembro del partido de extrema derecha FPÖ.

El norte de África no acepta crear "plataformas" para devolución de migrantes

Se trataría de "efectuar un procedimiento rápido de aclaración para identificar a los migrantes con derecho a solicitar el asilo". Solo estos últimos serían conducidos a territorio de la Unión Europea (UE), mientras que los demás serían reenviados a "puertos seguros" de terceros países.

"Es un pensamiento que debemos desarrollar juntos para eliminar la problemática de las devoluciones", explicó Kickl, pues "una vez que la gente ponga el pie en el continente, solo les podemos alejar a costa de grandes dificultades y grandes gastos".

Herbert Kickl, ministro de interiores de Australia. AFP/END.

El sistema actual funciona "a pesar del sentido común", según el ministro que quiere "volver a enderezarlo" con el objetivo de llegar al "punto en el que ya solo sea posible enviar su solicitud de asilo en otro sitio fuera de la UE y es fuera de la UE que se decidirá".

Roma sube el tono contra la Unión Europea por la migración

Matteo Salvini dijo que apoyaba la propuesta de su homólogo austriaco. Ambos organizaron una rueda de prensa común paralela a la reunión de ministros de Interior de Europa y África sobre la cooperación en materia de política migratoria.

Al igual que el líder de la extrema derecha italiana, Kickl, cuyo partido gobierna con los conservadores del canciller Sebastian Kurz, quiere acrecentar la presión sobre los otros países de la UE a favor de soluciones más radicales para contener la afluencia migratoria.

Escepticismo

Así, el ministro austriaco criticó varias veces ante la prensa la falta de optimismo que mostró el comisario europeo para la Migración, Dimitris Avramopoulos, sobre la posibilidad de crear en África "plataformas de desembarco" de migrantes rescatados en el Mediterráneo.

"Esta idea tiene unos dos meses y ya el comisario europeo tira la toalla", lamentó Kickl, que consideró que esto enviaba una "mala señal".

Herbert Kickl, ministro austríaco de interior junto al secretario general en el ministerio de Austria, Peter Goldgruber. AFP/END.

Avramopoulos, presente en la reunión de Viena, dijo ser "un poco escéptico" a esta alternativa lanzada en junio por los Estados de la UE para alejar del continente europeo a los supervivientes de las travesías clandestinas. Ningún país de África desea acoger estos centros. Egipto, Túnez y Marruecos ya lo rechazaron.

Representantes de estos países, y de otros del continente africano, participaban el viernes en la reunión de Viena.

Peticiones de asilo en UE descienden 15 % hasta junio 2018 respecto a 2017

"Se podría creer que los intereses de unos y de otros divergen pero los problemas son comunes" entre Europa y África sobre las cuestiones migratorias, sostuvo el ministro austriaco de Interior. Avramopoulos habló en el mismo sentido, pidiendo una mayor cooperación entre la UE y África.

Pese a la caída considerable del número de llegadas a las costas europeas con respecto a 2015, los migrantes siguen siendo un foco de tensión en la UE y la cuestión será tratada de nuevo en la cumbre europea prevista para el 19 y el 20 de septiembre en Salzburgo, en Austria, país actualmente al frente de la presidencia rotatoria de la UE.