•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cancillería colombiana aseguró hoy que no firmó la declaración del Grupo de Lima en la que ese grupo rechazó una eventual intervención militar en Venezuela porque considera que no hubo "coincidencia total" en los "términos" de ella.

"Sobre la más reciente declaración del Grupo de Lima: no hubo coincidencia total en los términos de la declaración pero hay identidad de propósitos", detalló la Cancillería en Twitter.

También: Morales dice que Grupo de Lima dejó solo a Almagro "en su obsesión golpista"

Una decena de países que conforman el Grupo de Lima, que considera roto el orden democrático en Venezuela, expresó ayer, en una declaración conjunta, "su preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela".

Esto ocurrió luego de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, asegurara el viernes en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, que las acciones diplomáticas están en "primer lugar" pero no se pueden descartar otras como la intervención militar.

Ante esta situación, la Cancillería colombiana señaló que "rechaza la violencia en todas sus formas" y que el Gobierno "continuará actuando con base en estos principios y convicciones".

Lea además: El Grupo de Lima rechaza cualquier intervención militar en Venezuela

"Seguiremos acudiendo a todos los medios diplomáticos y políticos tendientes a crear condiciones para que el pueblo de Venezuela pueda elegir el Gobierno que desee tener gracias a procesos transparentes y rodeados de garantías", dijo.

Asimismo, resaltó el trabajo del Grupo de Lima porque considera que cumple por una tarea "fundamental" y que tiene unos propósitos con los que coincide.

De interés: Exilio venezolano en Miami rechaza que Zapatero vincule éxodo a las sanciones

El Grupo de Lima está conformado por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Esta plataforma fue creada por iniciativa del Gobierno de Perú para denunciar un quiebre del orden democrático en Venezuela ante la creación de la Asamblea Nacional Constituyente, cuya legitimidad no reconoce.

En su declaración de este sábado, el Grupo de Lima instó de nuevo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a "poner fin a las violaciones a los derechos humanos, a liberar a los presos políticos, respetar la autonomía de los poderes del Estado y asumir su responsabilidad por la grave crisis que hoy vive Venezuela".