• Pekín, China |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno chino convocó hoy al embajador estadounidense en Pekín, Terry Branstad, tras las sanciones impuestas por Washington contra el Ejército chino y presentó una queja formal por esta medida, informó hoy el diario oficial Global Times.

El pasado jueves, EEUU anunció la imposición de sanciones a la firma Equipment Development Department (EDD) -responsable de las armas y el equipo del Ejército chino- y su director, Li Shangfu, por haber comprado armamento a la empresa estatal Rosoboronexport, la mayor exportadora rusa de armamento, que anteriormente había sido sancionada por Washington.

El ejército chino saca músculo ante Donald Trump

El Gobierno chino ya advirtió entonces a EEUU de que estas sanciones tendrían consecuencias y exigió que fueran retiradas de inmediato.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China convocó hoy al embajador estadounidenses para presentar una "queja formal" y tratar este asunto, según el Global Times, que no proporcionó más detalles sobre el encuentro.

China reestructura su ejército

El portavoz de Exteriores, Geng Shuang, ya pidió ayer a EEUU que retirara estas sanciones, que consideró una violación de las normas internacionales que afecta a las relaciones entre ambos países.

EDD fue amonestada por adquirir en 2017 aviones de combate Su-35 y en 2018 por equipos relacionados con el sistema de misiles tierra aire S-400, según detalló el Departamento de Estado de EEUU.

Hackers del ejército chino apuntan a la industria espacial occidental

Con estas sanciones, la firma china tendrá prohibido hacer transacciones financieras en EEUU, no podrá exportar productos a territorio estadounidense y todas sus propiedades serán embargadas.

La medida se enmarca dentro de las sanciones impuestas por EEUU contra 33 personas y compañías por sus lazos con el Kremlin, con el que China defiende que mantiene intercambios, incluidos los relacionados en defensa nacional, que respetan las normas internacionales.