• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • EFE

La Fiscalía General de Colombia condecoró hoy a 14 perros que se jubilan de esa entidad, entre ellos Max, que participó en la búsqueda de los cuerpos de la pareja ecuatoriana secuestrada y asesinada por disidencias de las FARC en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

La vicefiscal general de Colombia, María Paulina Riveros, destacó en la ceremonia la labor de los canes que "además de su compañía y cariño nos han brindado su protección".

También: Fiscalía propone crear banco de ADN para fortalecer investigación en Colombia

Entre los animales jubilados está Max, un Golden Retriever dorado que ayudó a los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) a hallar los cuerpos de Katty Velasco Pinargote y Oscar Villacís Gómez.

Uno a uno los perros subieron con sus guías a la tarima, donde en medio de aplausos recibieron una medalla y un diploma en honor a su labor. EFE/END.

La pareja ecuatoriana fue secuestrada en abril pasado en la provincia fronteriza de Esmeraldas por la disidencia que lidera de las FARC Walter Patricio Arizala Vernaza, alias "Guacho", y sus cuerpos fueron hallados en una zona selvática del municipio de Tumaco (Nariño).

De igual forma, Riveros resaltó el trabajo de Yako, quien hacía parte del esquema de protección de la vicefiscal, y agradeció por su "especial servicio" a la entidad.

Lea: ONU insta a Colombia a continuar con el proceso de reincorporación de exFARC
Lea: La odisea de un venezolano parapléjico para buscar medicina en Colombia

Además de Max y Yako, se jubilaron Katty, Simón, Canela, Rocco, Mora, Arnold, Argos, Tabata, Yeca, Puka y Negra, que trabajaban en los departamentos de Santander, Valle del Cauca, Cauca, Antioquia, Nariño, Risaralda y Meta.

Uno a uno los perros subieron con sus guías a la tarima, donde en medio de aplausos recibieron una medalla y un diploma en honor a su labor. EFE/END.

"Esperamos que estos perritos tengan el cuidado y el amor que se merecen ahora que han finalizado su labor con nosotros, que les retribuyan el cuidado y la lealtad que profesaron por nosotros durante todos sus años de servicio", afirmó Riveros.

Uno a uno los perros subieron con sus guías a la tarima, donde en medio de aplausos recibieron una medalla y un diploma en honor a su labor.