• Brasil |
  • |
  • |
  • EFE

El ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil y líder en los sondeos, abandonó hoy la unidad de cuidados semiintensivos y fue trasladado a planta en el hospital donde está internado, al presentar una "mejora clínica progresiva", informaron fuentes médicas.

El capitán en la reserva del Ejército permanece internado en el hospital Albert Einstein de Sao Paulo mientras se recupera de la puñalada que recibió el pasado día 6 de este mes durante un mitin electoral y que le causó "graves lesiones" en el aparato intestinal.

También: Sondeo confirma polarización en Brasil entre ultraderechista y sucesor Lula

El equipo médico afirmó en el último boletín divulgado este sábado que Bolsonaro "evoluciona con una mejora clínica progresiva" y que no presenta "dolor, fiebre o disfunciones orgánicas".

El candidato anunció en la víspera que espera tener el alta médica a finales de mes. EFE/END.

"Sigue con la recuperación de los movimientos intestinales, recibiendo dieta pastosa junto a la alimentación intravenosa", añadió la nota.

Bolsonaro, firme defensor de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985 y de la liberación de la venta de armas, mantiene "las medidas de prevención de trombosis venosa" y continúa realizando "los ejercicios respiratorios y de fortalecimiento muscular", así como los pequeños paseos fuera del cuarto.

Lea además: A tres semanas de elecciones, Bolsonaro lidera pero su campaña sigue en duda

La estocada ha obligado al polémico candidato por el Partido Social Liberal (PSL) a pasar dos veces por el quirófano, además de someterse a un drenaje el jueves tras detectarle una "pequeña colección de líquido (residual) al lado del intestino".

A dos semanas para la celebración de las elecciones, que se presentan como las más inciertas de las últimas décadas en Brasil, el ultraderechista lidera todos los sondeos demoscópicos con un 28 % de las intenciones de voto.

Le sigue en la carrera presidencial, Fernando Haddad, el sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), a quien las encuestas le atribuyen entre el 16 % y el 19 % de las simpatías.

De interés: Candidatos brasileños defienden pacificación en debate tras ataque a líder en sondeos

Bolsonaro ha estado ausente en dos de los cuatro debates televisados que se han celebrado hasta la fecha con el resto de los aspirantes a la Presidencia de Brasil.

El candidato anunció en la víspera que espera tener el alta médica a finales de mes, aunque en una entrevista posterior con el diario 'Folha de Sao Paulo' descartó volver a hacer campaña en las calles antes de la primera vuelta de las elecciones, que se celebrarán el 7 de octubre.

Mientras se recupera en el hospital, la estrategia del capitán en la reserva pasa por publicar mensajes en las redes sociales, donde se ha erigido como el aspirante presidencial con más seguidores.

"Hace tiempo recorrimos Brasil, de norte a sur, conociendo las peculiaridades de cada región. No nos importamos con nuestro país apenas en periodos electorales con el oportunismo político habitual (...) ¡Juntos vamos a rescatar nuestra nación!", escribió en la mañana de este sábado en su perfil de Twitter.