•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • END

Un periodista guatemalteco declaró este martes que él grabó el video en que el abogado Rodrigo Rosenberg, asesinado el domingo, acusaba al presidente Álvaro Colom de ordenar su muerte.

"Yo fui quien grabó el video. No estén investigando babosadas (tonterías), busquen a los criminales", dijo Mario David García, un polémico periodista afín a los sectores opositores conservadores.

García aseguró que hizo la grabación a petición de Rosenberg el pasado jueves en la residencia del abogado.

"Lo único que me preocupa es mi familia. Si me matan a mí no quedará impune. He hecho un expediente, tengo todas las pruebas de mis afirmaciones", aseguró Rosenberg, según dijo García en su programa radial "Hablando Claro", que se transmite en Emisoras Unidas.

García dijo que ahora teme por su propia vida, pero aceptó la petición de Rosenberg de grabar el video y hacerlo público en caso de que al abogado le pasara algo.

Colom lo descarta y niega

Colom descalificó "totalmente" el video este martes y anunció que va a pedir un análisis científico para determinar la autenticidad de la cinta.

Por su parte, la familia del abogado exigió justicia para que el crimen no quede impune, como el 98% de los homicidios en este país.

"Estamos tristes por su muerte, pero su muerte no puede ser parte de la estadística y quedar impune", dijo a la cadena de televisión estadounidense CNN la sobrina del profesional, Mariela Rosenberg.

"Lo que estamos pidiendo es que se investigue, y que realmente que no sea otro caso que se quede a medias, donde ocultan la evidencia y la gente queda impune", agregó.

Se une a la Menchú

Por su parte, el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, negó este martes responsabilidad en el homicidio del abogado Rodrigo Rosenberg, quien afirma en un video póstumo que iba a ser asesinado por orden del mandatario y de su esposa, mientras muchos sectores del país piden justicia.

La Premio Nobel de la Paz y líder indígena, Rigoberta Menchú, se unió a las voces que exigen investigar el crimen, que causó estupefacción luego de que el lunes, un día después de la muerte del abogado, se difundiera el video con sus acusaciones contra Colom.

Colom negó que sea "un asesino ni narcotraficante", y rechazó las acusaciones de Rosenberg.

"La muerte del licenciado Rosenberg ha sido utilizada por políticos oportunistas y conspiradores de tradición ligados con el crimen organizado, para confundir a la opinión pública y atacar a las máximas autoridades para crear el rompimiento institucional", afirmó el mandatario, que ha pedido ayuda exterior para esclarecer el asesinato.

"Ayer (lunes) hablé con el Embajador de Estados Unidos (Stephen McFarlan) para pedir la colaboración del FBI (Policía Federal) y hoy (martes) en la tarde estaremos pidiendo el apoyo a los (otros) países amigos", afirmó Colom en rueda de prensa, en la que descalificó "totalmente el contenido del video".

Mientras tanto, la sociedad guatemalteca trata de sobreponerse de la estupefacción que ha generado este nuevo episodio de violencia que salpica las entrañas del Estado. Muchos sectores políticos, al igual que Rosenberg en el video, han pedido la renuncia de Colom.

"En mi calidad de Premio Nobel de la Paz, y ante la gravedad de los recientes acontecimientos relacionados con el condenable asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, exijo que se garantice la independencia absoluta del sistema de administración de justicia", indica Menchú en una carta enviada a Colom.

La carta se hizo pública horas después que Colom se reuniera en privado con el fiscal general, Amílcar Velásquez, lo que levantó suspicacias sobre la independencia de la Fiscalía.

Salen a la calle

Cientos de guatemaltecos salieron a la calle el martes para protestar contra Colom, mientras otros lo hicieron para apoyarlo. La Policía impidió que ambos grupos se enfrentaran a golpes.

Asimismo, el presidente recibió el respaldo de unos 250 de los 331 alcaldes del país.

Piden renuncia

"Este hecho es sumamente grave. Hay una denuncia hecha por una persona que estaba siendo amenazada, él sabía que podía tener un final fatal y hace las denuncias, eso le da una gravedad penal mucho más grande, más seria y más profunda", dijo el politólogo Alfonso Cabrera a la AFP.

Mario Polanco, del Colectivo por los Derechos Humanos, dijo a la AFP que teme que, por su complejidad, este caso vaya a quedar impune.

Si no "se hace nada, el gobierno se quedará mucho más debilitado de lo que ya se encuentra", dijo.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), creada por la ONU y dirigida por el jurista español Carlos Castresana, ya ha iniciado una investigación, lo mismo que la Fiscalía, a la que Colom ofreció la ayuda de las agencias de inteligencia.