• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • EFE

Un tribunal boliviano analiza hoy la orden de detención contra el condenado por la violación a un bebé, que lleva encarcelado cuatro años, en medio de una protesta que exige su liberación en un caso que genera serias dudas sobre la justicia en Bolivia.

La audiencia se instaló esta tarde en el juzgado Décimo de Sentencia de La Paz, mientras que en la calle una protesta de familiares, activistas y profesionales en salud pedía con pancartas y globos blancos la libertad del médico Jhiery Fernández, señalado por la justicia de cometer la agresión.

Policía captura a supuesto violador de al menos 9 mujeres en Guatemala

El galeno, recluido preventivamente desde 2014, recibió en marzo de este año una sentencia de 20 años por lo que se consideró la violación del bebé Alexander, de ocho meses, en un centro de acogida dependiente de la Gobernación de La Paz.

En declaraciones al canal privado ATB minutos antes de la audiencia, Fernández aseguró que "desde un inicio" ha sido estigmatizado, que lo han juzgado "entre cuatro paredes" y que simplemente lo agarraron como un "chivo expiatorio". "Eso es lo que querían ellos (los funcionarios judiciales), pese a que yo gritaba a los cuatro vientos que soy inocente", manifestó.

Centenares de activistas y profesionales en salud realizan una protesta con pancartas y globos blancos pidiendo la libertad del médico Jhiery Fernández, señalado por la justicia de cometer violación a un bebé, en La Paz. EFE/END.

Fernández ingresó a la audiencia y en medio de una fugaz aparición ante los medios dio un corto saludo para luego comparecer ante el juzgado. Casi por una hora el tribunal deliberó si continuaba o no con la reserva del caso, cosa que al final se dio, y tras ello dejaron la sala los representantes del Ministerio de Justicia y de los Colegios de Abogados y Médicos de La Paz.

Llega a Colombia presunto violador de 276 niños extraditado por Venezuela

Al salir del tribunal, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, consideró "descabellado" que se mantenga la reserva del caso y opinó que los tribunos "tienen que aceptar que se equivocaron".

Centenares de activistas y profesionales en salud realizan una protesta con pancartas y globos blancos pidiendo la libertad del médico Jhiery Fernández, señalado por la justicia de cometer violación a un bebé, en La Paz. EFE/END.

El lunes pasado, el canal ATB difundió un audio atribuido a la jueza Patricia Pacajes, que fue miembro del tribunal que sentenció a Fernández, en el que la magistrada señala que supuestamente no hubo violación y que el médico es inocente.

Violadores de mujeres ciegas en Matagalpa van 20 años a prisión

También en el audio se afirma que aparentemente se condenó a Fernández porque era el único hombre en el lugar y porque hubo presiones. Esas revelaciones generaron una fuerte crítica de sectores políticos y de la sociedad hacia la administración de Justicia en Bolivia por lo que se cree que fue una posible sentencia de un inocente.

Centenares de activistas y profesionales en salud realizan una protesta con pancartas y globos blancos pidiendo la libertad del médico Jhiery Fernández, señalado por la justicia de cometer violación a un bebé, en La Paz. EFE/END.

Justamente hoy, la Fiscalía boliviana ratificó sus acusaciones contra el galeno Fernández al señalar que hubo violación, basándose en informes médicos y pericias legales, y que se encontró antígeno prostático (PSA en inglés) en el cuerpo del menor. Sin embargo, la investigación no pudo determinar que la sustancia encontrada corresponde al ahora sentenciando.

Ocho años de cárcel a salvadoreño que agredió sexualmente a niña de 6 años

Alexander, nombre del menor que identifica el caso judicial, fue llevado el 13 de noviembre de 2014 al Hospital del Niño de La Paz, donde fue reanimado tras entrar en parada cardiorrespiratoria y posteriormente derivado a otro hospital debido a que la unidad de cuidados intensivos estaba saturada.

La muerte del bebé tuvo lugar en ese segundo hospital y la autopsia posterior determinó que el fallecimiento se debió a una hemorragia interna, provocada por un supuesto abuso sexual, de acuerdo al reporte médico. El niño vivía en un hogar estatal de acogida en La Paz en el que trabajaba el médico sentenciado.