elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller guatemalteco, Haroldo Rodas, condenó hoy "enérgicamente" el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg y rechazó las acusaciones de la propia víctima contra el presidente Alvaro Colom, ante el pleno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"El gobierno de Guatemala reitera su más enérgica condena por este vil y cobarde asesinato, a la vez que rechaza categóricamente las sindicaciones en las que se vincula al presidente, así como a la primera dama de la nación y al secretario privado", sostuvo Rodas ante el pleno del consejo permanente de la OEA. En un discurso especial ante el pleno de embajadores, Rodas insinuó que el asesinato del abogado el pasado domingo estaba vinculado al crimen organizado, cuyas organizaciones, aseguró, "buscan evitar que el presidente Colom siga gobernando".

"Lo que hemos vivido en Guatemala en los últimos días es parte de una ola violenta y artera que busca provocar la ingobernabilidad del país y el colapso de sus instituciones", aseguró Rodas.

Rosenberg, un abogado que defendía los intereses de un empresario y su hija en conflicto con el gobierno, fue asesinado a balazos en un barrio acomodado de la capital. Sus clientes, Khalil Musa y Marjorie Musa, habían sido asesinados a su vez en abril.

El abogado filmó un video antes de morir en el que declaró textualmente: "Si usted está en este momento oyendo o viendo este mensaje, es porque a mí me asesinó Alvaro Colom, Sandra de Colom, con la ayuda de Gustavo Alejos, (secretario privado de la presidencia)". "El presidente de Guatemala es una persona con principios y valores éticos, es respetuoso de la legalidad e íntegro en su conducta", enfatizó el canciller Rodas, aunque no aludió directamente a las acusaciones concretas del abogado asesinado.

Comisión demanda investigación independiente
Bajo orientación del mandario guatemalteco, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dirigida por el jurista español Carlos Castresana, investiga el homicidio del abogado. Castresana afirmó hoy en conferencia de prensa que, el lunes pasado, el propio Colom, en dos reuniones le pidió que investigara el crimen, a lo que el jurista español accedió, no sin antes pedir independencia para realizar su trabajo.

Además, Castresana buscó el compromiso para que sus contrapartes (organismo judicial y Fiscalía) destinen "sus mejores esfuerzos" a esclarecer los homicidios, tanto el de Rosenberg, como el del empresario Khalil Musa y su hija. Y es que para el jurista español, las pesquisas de los dos crímenes, por sus características, por su relevancia y por las circunstancias en las que han golpeado a la opinión pública, reúnen lo estipulado para una investigación según el mandato del ente que dirige.

El jurista español también abogó por que sus contrapartes guatemaltecas estén a la altura y cierren filas para esclarecer los asesinatos, pues se trata de "hechos criminales que afectan la gobernabilidad del país, por lo que tienen que ser tratados con mucho cuidado". "Quisiéramos transmitir en esta hora de incertidumbre un mensaje de tranquilidad, de serenidad, a ser posible de confianza, la misión va a ser muy difícil, nosotros vamos a poner de nuestra parte", destacó el director de la CICIG.