•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) lamentó hoy la muerte en Gaza de siete palestinos por disparos israelíes en las protestas de ayer, y pidió a Israel que use la fuerza según "sus obligaciones conforme al derecho internacional".

"Estoy profundamente triste por la noticia de que siete palestinos murieron, incluidos dos niños", declaró en un comunicado el coordinador humanitario de OCHA, Jamie McGoldrick.

Según agregó, las movilizaciones de ayer se saldaron con "la cifra más alta de víctimas mortales en un solo día desde el 14 de mayo de 2018", la jornada de protestas contra el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén en la que 60 palestinos murieron y más de 1.360 resultaron heridos por fuego israelí.

También: La ONU pide a Israel y al Hamas evitar la violencia

Para McGoldrick, "el número creciente de manifestaciones en la Franja de Gaza en las últimas semanas refleja la creciente frustración" de su población "por el empeoramiento de las condiciones de vida cotidiana y la privación constante de derechos humanos básicos".

Asimismo, OCHA hizo un llamado a Israel, al movimiento islamista Hamás "y a todos los demás actores con capacidad de influir en la situación" para que tomen medidas "para evitar un mayor deterioro y la pérdida de vidas".

Gaza enterró hoy a los siete palestinos que murieron ayer por disparos del Ejército israelí, en un nuevo repunte de la violencia con protestas masivas ante la frontera con Israel, en las que ascendió la participación a unas 20.000 personas.

Lea además: La UNRWA recibe 118 millones adicionales y cubre casi el 85% de su déficit

Por su parte, el Ejército israelí informó de que en el transcurso de las protestas varios de los asistentes lanzaron granadas, artefactos explosivos y piedras contra sus soldados, que respondieron "con medios de dispersión antidisturbios".

Gaza enterró hoy a los siete palestinos que murieron ayer por disparos del Ejército israelí. EFE/END.

Las fuerzas israelíes consideraron que Hamás es "responsable de los disturbios violentos y sus consecuencias", y acusaron al grupo islamista de utilizar a civiles y niños para "ocultar su actividad terrorista".

De interés: OLP acusa a Netanyahu de "convertir en víctima al criminal"

Además, el Ejército denunció que los palestinos arrojaron un centenar de artefactos explosivos y granadas contra sus tropas y la valla de separación, y que "sabotearon la infraestructura de seguridad" para intentar cruzar hacia territorio israelí.

Las protestas de ayer se enmarcan en las movilizaciones de la Gran Marcha del Retorno, que reclama el fin del bloqueo impuesto por Israel desde 2007 y el regreso de los refugiados palestinos.

Comenzaron el pasado 30 de marzo y, desde entonces, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, 193 palestinos han muerto, la mayoría en manifestaciones e incidentes violentos.