•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, señaló hoy que extiende una vez más su mano a Chile para que con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, de este 1 de octubre, se inicie una "nueva era" que abra una negociación para un acceso soberano al océano Pacífico.

"Les extiendo nuevamente la mano de la fraternidad, juntos podemos", manifestó Morales en una declaración a los medios en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, antes de abordar el vuelo que lo traslada a La Haya, en los Países Bajos.

El eterno conflicto sin solución entre Chile y Bolivia

Morales, que se dirigió al pueblo chileno, mencionó que la demanda boliviana "no puede ni debe ser considerada como un acto inamistoso" sino como una oportunidad que permita a ambas naciones un reencuentro. 

"Nuestra demanda está basada en compromisos del Estado chileno y tiene como objetivo de que nos sentemos en la mesa de negociaciones", recalcó el jefe de Estado boliviano.

Evo Morales, presidente de Bolivia. ARCHIVO/END.

Además señaló que lo acuerdos, entre Bolivia y Chile, que en el pasado no llegaron a buen término ahora "merecen una nueva oportunidad" a través del diálogo y la negociación de buena fe, eficaz y en tiempo oportuno.

"A partir del lunes debe iniciarse una nueva era en la que seamos capaces de heredar a la siguiente generación una relación fraterna", enfatizó el presidente de Bolivia.

Después de octubre habrá nueva historia para Bolivia y Chile, dice Evo Morales
Evo Morales podría sacar provecho electoral del fallo de La Haya

Morales partió este sábado alrededor de las 8:40 hora local (12:40 GMT) del Grupo Aéreo Presidencial, en el aeropuerto internacional de El Alto, junto a una comisión gubernamental que este lunes presenciará la sentencia de la corte de La Haya.

El gobernante durante su comparecencia destacó que "todas y todos" los bolivianos, de esta y otras generaciones, han sido los que han construido la demanda marítima contra Chile, por lo que el pueblo boliviano "se congregará sin divisiones, sin diferencia alguna", el próximo 1 de octubre.

Morales también señaló que Bolivia "jamás abandonará" su causa marítima y que su reencuentro con el mar "no solo es posible, sino que es inevitable".

Bolivia presentó en 2013 una demanda contra Chile exigiendo que la corte declara que tiene la obligación de negociar una salida soberana al océano Pacífico, bajo las ofertas que efectuaron varios gobiernos chilenos a lo largo del tiempo y que, considera, generaron obligaciones a su favor.

Chile sostiene que los asuntos fronterizos quedaron resueltos en el tratado de 1904, por lo que a su juicio la demanda boliviana no tiene fundamento jurídico. La sentencia del 1 de octubre será inapelable y de obligado cumplimiento, por lo que supondrá el último episodio en este litigio.