•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El potente tifón Trami azotó este domingo la principal isla japonesa (Honshu) tras dejar 75 heridos en las ínsulas circundantes, lo que obligó a detener los transportes y a emitir advertencias por fuertes vientos, lluvias torrenciales, corrimientos de tierra e inundaciones.

El temporal tocó tierra en la ciudad de Tanabe, al sur de Osaka, hacia las 20H00 locales (11H00 GMT), según la agencia meteorológica japonesa.

Se prevé que el tifón, cuyos vientos alcanzaron los 216 km/h, avance por el archipiélago debilitándose ligeramente, pero provocando condiciones climáticas extremas hasta el lunes, según las autoridades.

En total, 75 personas sufrieron heridas leves -principalmente cortes por vidrios rotos- y una mujer fue declarada desaparecida en la región de Miyazaki, que sufrió precipitaciones récord e inundaciones puntuales.

Las autoridades emitieron advertencias de evacuación no obligatorias a 1,5 millones de residentes de todo el país, según la cadena pública NHK. Casi 500.000 hogares en Kyushu y Okinawa se quedaron sin electricidad, de acuerdo con los servicios públicos locales.

La agencia meteorológica japonesa advirtió que el tifón podía provocar fuertes vientos, precipitaciones, corrimientos de tierra e inundaciones, así como relámpagos y tornados por todo el país.

Las fuertes rachas de viento y las lluvias hacían imposible salir al exterior, según Yuji Ueno, un funcionario de la localidad de Shirahama, cerca de Tanabe.

"Desde las 14H00 hay unas rachas de viento y unas precipitaciones increíbles. Salí de la alcaldía por la tarde y la lluvia se arremolinaba en un viento muy fuerte", contó a la AFP.

No se espera que Trami golpee Tokio frontalmente, pero sí se temen fuertes vientos e intensas lluvias a partir de la noche del domingo.

La circulación de los trenes de alta velocidad se suspendió, y cerca de 1.000 vuelos fueron anulados tras el cierre del aeropuerto de Kansai, cerca de Osaka.

Las autoridades de los ferrocarriles tomaron la infrecuente medida de cancelar los servicios de tren vespertinos en Tokio, una de las redes más frecuentadas del mundo.

El tifón Trami es el último de una serie de fenómenos climáticos extremos en Japón, que sufrió tifones, inundaciones, terremotos y olas de calor en los últimos meses que se cobraron una importante cantidad de vidas y provocaron amplios daños materiales. El anterior tifón, Jebi, mató a más de 10 personas a principios de septiembre en el oeste del archipiélago.