•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, afirmó hoy que la celebración de otro referéndum sobre el "brexit" socavaría "la fe en el sistema democrático".

En la conferencia que pronunció hoy en la primera jornada del congreso anual del Partido Conservador, el político señaló que los "tories" deben "mostrar optimismo y confianza" en el futuro si quieren "darle al Reino Unido el liderazgo que merece".

También: Merkel pide "brexit" amistoso y acusa a gobiernos británicos de poco honestos

El responsable de la cartera de Comercio Internacional insistió en que el país va a abandonar "la Unión Aduanera y el Mercado Único" cuando se haga efectiva su salida del bloque comunitario el próximo 29 de marzo de 2019 "pese a los esfuerzos" del Partido Laborista por "frustrar" los planes del Ejecutivo de Theresa May.

Theresa May, primera ministra del Reino Unido. EFE/END.

"Este Gobierno, bajo esta primera ministra, no dejará piedra sin remover para asegurar que Gran Bretaña reclama su cuota de prosperidad global", proclamó.

Lea además: UE y SICA apoya soluciones democráticas a crisis en Nicaragua

Fox sostuvo que los productos británicos gozan de "una reputación global sin igual por su calidad" y subrayó que su demanda internacional "está creciendo".

"El Reino Unido tiene el potencial de ser, nada menos, que una superpotencia exportadora del siglo XXI" dictaminó, al tiempo que manifestó que "lo que realmente temen los inversores globales" es un Gobierno laborista.

Unas críticas al principal partido de la oposición a las que también se sumó el presidente del Partido Conservador, Brandon Lewis, que inauguró hoy el congreso en Birmingham (Inglaterra) declarando que los laboristas quieren "destruir" todo lo que ha conseguido el Reino Unido como país y devolverlo a "la casilla de salida".

De interés: ONU y UE invertirán 58 millones de dólares contra feminicidios en Latinoamérica

Lewis lamentó que el partido liderado por Jeremy Corbyn quiera "deshacer las políticas" que han fortalecido a la economía británica y tildó sus ideas "de izquierdas" de "peligrosas".

Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista británico. EFE/END.

Para el conservador, Corbyn es un hombre que, "a través de sus acciones y sus palabras" durante muchos años, "se ha mostrado como poco cualificado, indigno de confianza y no apto para gobernar este gran país".