•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

China confirmó hoy que la segunda ronda de conversaciones en materia de seguridad y diplomacia con Estados Unidos ha quedado pospuesta a petición de Washington, sin precisar cuándo se retomará el diálogo.

Ambos países habían acordado celebrar esta ronda de conversaciones a mediados de octubre, "pero Estados Unidos recientemente propuso aplazar el diálogo", señaló Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

"China y Estados Unidos continuarán con su comunicación para celebrar una segunda ronda del Diálogo sobre Diplomacia y Seguridad", agregó.

También: Las tensiones comerciales eclipsan el crecimiento mundial dice el FMI

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, canceló ayer el viaje que tenía previsto realizar a China este mes para tratar asuntos de seguridad debido a la creciente tensión entre los dos países, según dijeron a Efe fuentes del Pentágono, sin ofrecer más detalles.

James Mattis, secretario de Defensa de Estados Unidos. EFE/END

La cadena estadounidense CNN, que citó a fuentes oficiales, indicó el lunes que la cancelación de esta visita, cuyas fechas no llegaron a ser anunciadas, se debe a la escalada de tensión entre ambos países en los últimos meses por varios asuntos, entre ellos la guerra comercial.

Lea además: China pide a EE.UU. respuestas positivas ante los gestos de Corea del Norte

Hoy el Ministerio de Defensa de China mostró en un comunicado su fuerte oposición a la entrada de un buque de guerra estadounidense en aguas del Mar del Sur de China que considera que forman parte de su soberanía.

"El destructor de misiles dirigidos USS Decatur entró en aguas de islas y arrecifes chinos del Mar del Sur de China el 30 de septiembre", informó el Ministerio Nacional de Defensa en un comunicado.

De interés: El calvario de los musulmanes que están en China

"EEUU ha enviado buques de guerra a aguas cercanas a las islas y arrecifes chinos del Mar del Sur de China una y otra vez, lo que supone una grave amenaza para la soberanía y la seguridad de China, dañando de forma severa las relaciones entre los dos Ejércitos y minando significativamente la paz y estabilidad regional", añadió.