•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El laborista Ciro Gomes, candidato a la Presidencia de Brasil y tercero en las encuestas, criticó hoy al ultraderechista Jair Bolsonaro por desistir de comparecer al último debate televisado, que se celebrará el jueves, por recomendación médica y le acusó de ser "falso".

"Usted no puede dejar de ir al debate. Está mintiendo y un certificado médico falso es un delito. Vaya al debate de Globo y voy a mostrar que usted es un billete de tres reales (inexistente)", aseveró Gomes en un acto de campaña en Sao Paulo.

Lea además: Misión de la OEA aborda las "noticias falsas" con la compañera de Haddad

Gomes, quien cuenta con 11 % de las intenciones de voto para las presidenciales de este domingo, afirmó además que Brasil es una "democracia que sobrevivirá" a Bolsonaro, quien lidera los sondeos con un 32 % de las simpatías.

El ultraderechista desistió hoy de acudir el jueves al último debate en televisión que tendrán los candidatos tras una recomendación del cirujano Antonio Macedo, quien le hizo la revisión de su estado de salud después de la estocada que recibió el 6 de septiembre y le dejó ingresado en el hospital por más de tres semanas.

Gomes calificó la recomendación médica como "falsa" y cargó contra el "discurso de decencia" proclamado por Bolsonaro, ya que, apuntó, es "aliado" de varios políticos presos en Río de Janeiro, el "epicentro de los ladrones".

También: Lula pide a Brasil votar por la democracia y no por la "barbarie"

"Él metió en la política todos esos raritos, hijos suyos, todo con vídeos de serpiente de nazistoides", expresó.

El laborista también afirmó que la polarización electoral en Brasil entre el ultraderechista (32 %) y el progresista Fernando Haddad (21 %) no es buena para el país, pues evaluó que quienquiera de los dos sea elegido, "dividirá el país porque tienen altos índices de rechazo".

De interés: Candidatos se ofrecen para "unir Brasil" y dialogar en medio de polarización

Finalmente, Gomes afirmó que el acto nacional de miles de mujeres contra Bolsonaro, por su extenso historial de declaraciones machistas, homófobas y racistas, fue la "cosa más bonita del país", pero intensificó la polaridad de estas elecciones y le dieron más protagonismo al ultarderechista.