•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 2.901 teléfonos celulares que podrían haber sido utilizados en casos de extorsión fueron localizados en siete cárceles de México, informó hoy el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El estudio, que el órgano de telecomunicaciones entregó al Senado, explica que los equipos telefónicos "sospechosos" se hallaron entre los 20.000 reos, y que están vinculados a 6.926 chips.

Para establecer un celular como "sospechoso", las empresas de telefonía encargadas de elaborar el reporte tuvieron en cuenta factores como que estos equipos presentaran un "número atípico de llamadas salientes" o que funcionaran con varios chips.

Lea además: Cárcel para un sudafricano que tuvo cautiva a su familia más de una década

De todos estos equipos salieron unas 3,7 millones de llamadas en el periodo de un año.

Se instó a las autoridades penitenciarias a diseñar un programa que reduzca la introducción de equipos telefónicos en los penales. Archivo/END

"Para la sociedad general, estas cifras son alarmantes si se combinan con los reportes oficiales que señalan un incremento de actividades delictivas relacionadas con la extorsión y el secuestro", apunta el informe, basado en los datos de siete penales estatales identificados únicamente con letras entre la A y la G.

Las empresas autoras del informe instaron a las autoridades penitenciarias a diseñar un programa que reduzca la introducción de equipos telefónicos en los penales.

También: Trump llama a López Obrador y asegura que trabajarán bien juntos

Asimismo, a llevar a cabo "la adecuación de los equipos bloqueadores" para impedir que se realicen este tipo de llamadas ilícitas.

También se registró que las cárceles del país registraron 108 homicidios en el año 2017. Archivo/END

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ya alertó, en su informe anual sobre el estado de las cárceles mexicanas, acerca de las actividades de extorsión que se desarrollan en los penales, las cuales se suman a otros problemas que generan el "autogobierno" dentro de estos centros.

De interés: El hospital y la prisión, dos cuarteles de una campaña imprevisible en Brasil

En el mismo estudio, se registró que las cárceles del país registraron 108 homicidios en el año 2017, lo que supone un aumento de 25,6 % respeto al año anterior.