•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos diez muertos y más de 22.700 afectados ha dejado un temporal en Honduras, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica, informaron hoy las autoridades, que han pedido precaución a la población ante la previsión de más lluvias en las próximas horas.

En Honduras se contabiliza oficialmente la muerte de una madre de 25 años y sus dos hijos de 6 y 8 años por un alud que sepultó su casa; y la de dos hombres, de 25 años y 31 años, que se ahogaron en ríos crecidos.

Otra persona se encuentra desaparecida, mientras que 6.948 resultaron afectadas por daños e inundaciones provocadas por el temporal, de acuerdo con datos difundidos este domingo por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El organismo de protección civil continúa enviando ayuda humanitaria a los afectados que permanecen en al menos 18 albergues, y su director, Lisandro Rosales, alertó que las lluvias continuarán.

Hacia este mediodía en Tegucigalpa la lluvia había parado, mientras que en otras regiones del país continuaban.

Las precipitaciones comenzaron en Honduras el pasado jueves y provocaron entre el sábado y este domingo la interrupción temporal de los vuelos en el principal aeropuerto del país y que sirve a Tegucigalpa, así como la suspensión de tres partidos de la liga profesional de fútbol.

La Comisión Permanente de Contingencias declaró el alerta roja o de emergencia en los departamentos de Francisco Morazán, Valle y Choluteca (sur), fronterizos con El Salvador y Nicaragua.

El Gobierno de Nicaragua ha informado de la muerte de cinco personas: tres hombre y una mujer que en diferentes puntos del país intentaron cruzar ríos crecidos y se ahogaron, y un pescador que desapareció el sábado cuando salió a faenar y cuyo cadáver fue hallado este domingo.

Nicaragua activó el pasado viernes una alerta amarilla y se reportan unas 13.000 personas afectadas en 12 de los 15 departamentos y dos regiones autónomas del país.

Las autoridades nicaragüenses dijeron este domingo que esperan más lluvias por las próximas 24 horas, y advirtieron que los suelos se encuentran "altamente saturados", por lo que "todo lo que caiga (de lluvia) puede provocar inundación y deslizamiento".

En El Salvador las autoridades han informado de al menos un muerto y 253 casas inundadas por el temporal, que se registró con mayor fuerza entre viernes y sábado.

En Costa Rica las autoridades solo reportan afectados, unos 2.793, que están siendo atendidos en 28 albergues, la mayoría de ellos habilitados en la provincia de Puntarenas (Pacífico central).

La Comisión Nacional de Emergencias de Costa Rica bajó el sábado el nivel de alerta de roja (peligro) a amarillo (preventivo) en varias zonas del país debido a la disminución de las precipitaciones.

En Guatemala, las autoridades dijeron este domingo buscan a un menor de 11 años que desapareció el pasado viernes arrastrado por las aguas de un río crecido.