•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos fiscales chilenos aseguraron hoy saber "las causas" de la contaminación en las localidades costeras de Quintero y Puchuncaví, que han sido declaradas como áreas saturadas de anhídrido sulfuroso y material particulado y donde más de 700 personas han resultado afectadas.

"Sí, sabemos, pero no puedo dar más información al respecto", señaló a los periodistas el fiscal Mauricio Dinner, quien junto a su par Ana María Aldana realizó una inspección ocular en altamar a bordo de un buque de la Armada chilena.

Aldana advirtió que aún restan por realizar algunas diligencias "ya que el sitio del suceso es bastante amplio (?)", mientras Dinner precisó que las investigaciones están muy adelantadas "y pronto habrá novedades al respecto".

También: El cambio climático dará alas a plagas que arrasan cultivos, según expertos

Desde hace cinco décadas, las localidades de Quintero y Puchuncaví, situadas en la región de Valparaíso, 130 kilómetros al noroeste de Santiago, han sido escenario de intoxicaciones masivas cuando comenzó la instalación de plantas industriales en la zona, varias de ellas con uso o producción de químicos.

El área acoge un gran parque industrial, con 17 plantas que son señaladas por los habitantes como responsables de estos episodios, que se repiten desde hace décadas en la zona, calificada por Greenpeace como el "Chernóbil" chileno.

Lea: División entre los países UE para elevar los objetivos climáticos en 2020
Lea: Empresas del litoral chileno reducirán sus faenas ante nuevas intoxicaciones

El fiscal Dinner explicó que se está investigando a todas las empresas que están en la zona y que ya se han tomado declaraciones a varios ejecutivos.