• Asunción, Paraguay |
  • |
  • |
  • EFE

Nara, la menor que hoy ocupó la Presidencia de Paraguay en un acto simbólico por el Día Internacional de la Niña, pidió ante sus compañeras, en el cargo de ministras, más "políticas públicas que velen contra la vulneración de sus derechos y cualquier tipo de violencia".

Las menores elegidas para participar en la iniciativa "Niñas al Poder", de Plan Internacional, se reunieron hoy en el Palacio de Godoi, sede la Vicepresidencia de Paraguay, para asistir a su propio Consejo de Ministras.

Acabar con prejuicios de género y los abusos, pasos en el Día de la Niña

En el evento Nara les instó a "crear un Paraguay con oportunidades" y a acercarse a "la realidad de los habitantes, especialmente de las niñas, mujeres y jóvenes". Una realidad que ellas conocen bien en un país de cerca de siete millones de habitantes, de los cuales un millón corresponde a menores de entre 0 y 17 años.

El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, delega a una niña su cargo, con motivo de la celebración del Día de la Niña. EFE/END.

En paraguay siguen enraizados en la sociedad problemas como la discriminación, la violencia, los abusos, el criadazgo y los embarazos adolescentes, que equivalen al 20 % del total en el país.

ONG: “Las niñas desaparecen y luego las encuentran muertas”

A eso, se suma la escasa presencia femenina en el escenario político y de ahí que esta iniciativa se enfoque en el poder, para que las niñas se hagan oír desde los cargos de mando y eleven sus aspiraciones.

Todas las participantes que hoy tomaron posesión de su cargo fueron recibidas por los titulares oficiales, que en el caso de Nara fue el vicepresidente, Hugo Velázquez, ya que el presidente, Mario Abdo Benítez, se encuentra de viaje en Taiwán.

OCDE señala las desigualdades de género en el empleo entre jóvenes argentinos

Nara se sentó con determinación en la silla de Velázquez, con la foto del presidente a su espalda, y confesó ante los medios, sin perder la sonrisa, que se encontraba "un poco nerviosa". Velázquez bromeó con ella y le comentó que hoy "alguien sensato y cuerdo" tomaba la Presidencia, "aunque sea por un día".

En Paraguay existe escasa presencia femenina en el ámbito político. ARCHIVO/END.

Tras el Consejo de Ministras, en el que también intervinieron el vicepresidente; la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, y la directora de Plan Internacional Paraguay, Lorena de Gracía, Nara concedió su propia rueda de prensa.

"Estoy pidiendo para que las niñas tengan más protección, que es la igualdad de género. Pero, en ese caso, no es decir que las niñas se pueden convertir en niños ni que los niños se puedan convertir en niñas, la igualdad de género es para tener los mismos derechos", aseguró la joven.

Una cifra récord de mujeres compite por un lugar en el Congreso de EEUU

Además, invitó a las niñas a que "nunca se rindan", porque "siempre pueden luchar por algo y siempre lo van conseguir", y les recomendó ignorar los comentarios discriminativos.

El vicepresidente aseguró a las niñas que "pueden llegar a los altos cargos del país" y recalcó que el Gobierno está comprometido "por escrito" con los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

En paraguay siguen enraizados en la sociedad problemas como la discriminación, la violencia, los abusos, el criadazgo y los embarazos adolescentes. ARCHIVO/END.

En este sentido, la ministra de la Niñez y la Adolescencia agregó que desde su cartera trabajan en buscar "el empoderamiento de las niñas en ese proceso de formación, con la sana convicción de que pueden y de que tienen capacidad de lograr sus objetivos".

Chile y Costa Rica firman acuerdos sobre ambiente e igualdad de género

Liberada ya de sus obligaciones, Nara dijo que la situación de las menores es "un poco seria" porque "no se toca tanto el tema de los derechos de las niñas". En su opinión, y si fuera presidenta de verdad, "consideraría poner una ley que siga la gente" para conseguir la igualdad.

"Yo noto más desigualdad, se nota en todo el país. Siempre a nosotras, las niñas, nos tratan de menos, como que no tenemos derechos y solo valemos para quedarnos en la casa y limpiar algo", lamentó.

El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, en representación del presidente, Mario Abdo Benítez, transmite el mando de forma testimonial a una niña. EFE/END.

La ministra de la Niñez y la Adolescencia por un día, Isabel, de 14 años, coincidió en resaltar esa discriminación padecida por las niñas y lo enfocó en algo tan cotidiano y común en el país como el fútbol.

La brecha de género en física, cirugía o informática no se cerrará este siglo

"En mi escuela, a las niñas no se les permite jugar al fútbol, no les dejan entrar en la cancha. He sufrido esas discriminaciones desde chica hasta ahora. No quieren que entre en la cancha, pero con la fuerza entramos", manifestó esta joven del departamento de Guairá, en el centro sur del país.

Las niñas fueron hoy mayoría en los altos cargos de Paraguay, un espejismo en uno de los países con menor representación femenina de América Latina.