•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de estudiantes protestaron hoy en más de cincuenta ciudades italianas contra los recortes del Gobierno del Movimiento Cinco Estrellas y la Liga en materia de educación y para pedir más becas para la formación.

Los estudiantes de educación secundaria y universitaria salieron a las calles de ciudades como Roma, Turín, Nápoles o Bari para reclamar más propuestas concretas que fomenten la inversión en educación y ajusten menos los gastos.

 Lea: Apresan a un menor por protestar en Nicaragua

A esas peticiones se sumaron las críticas contra las políticas migratorias del Gobierno, que mantiene cerrados los puertos del país a embarcaciones con inmigrantes rescatados a bordo.

En algunas ciudades se han vivido momentos de tensión como en Turín, donde cientos de estudiantes protestaron en el centro histórico y quemaron muñecos que imitaban a los vicepresidentes del Gobierno, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, líderes del M5S y la ultraderechista Liga respectivamente.

También en Roma 50,000 personas, según los organizadores, quemaron bengalas y recorrieron las calles principales para rechazar frente a la sede del Ministerio de Educación los controles que quiere imponer el Gobierno en las escuelas y universidades.

 De interés: A la CIDH le preocupa criminalización de protestas en Nicaragua

Los estudiantes romanos pidieron que, en lugar de invertir en cámaras de seguridad y controles para garantizar el orden, se destine ese dinero a ayudas que faciliten el acceso a la universidad a los estudiantes con escasos recursos.

En Nápoles se celebró otra concentración a favor de una reforma educativa en la que han participado unas 500 personas. Las protestas se han sucedido en otras ciudades como Monza, en la región de Lombardía (norte), Bari, en Apulia (sur), o Palermo y Catania, en Sicilia (sur).

El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, criticó la quema de imágenes y figuras con su rostro y dijo que esas acciones "dan asco".

 Además: Redada en isla de Ometepe tras protestas

"Luego es la Liga la que siembra el odio... Estos estudiantes 'demócratas', mimados por los centros sociales y algunos profesores, necesitarían muchas horas de educación cívica. Tal vez entenderían que quemar figuras de Salvini en las plazas, o de cualquier otra persona, o colgar imágenes de farolas es una cosa asquerosa", escribió en las redes sociales.

El otro vicepresidente y ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, se mostró más dialogante al señalar que el Gobierno está dispuesto a reunirse con los colectivos de estudiantes para conversar sobre sus reivindicaciones.

"Las manifestaciones se deben hacer, seguid adelante, he sido representante de los estudiantes durante cinco años, sé bien cuál es el valor de una presión social pacífica. No es verdad que estemos recortando en educación, veámonos para dialogar", declaró a los medios.