•  |
  •  |
  • EFE

Las inundaciones que afectaron la pasada semana al departamento francés del Aude, en el sur del país, y que causaron 14 víctimas mortales, generaron unos daños materiales evaluados en unos 200 millones de euros, declaró hoy el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

"Son daños muy importantes, sobre todo para las viviendas y los vehículos", señaló el ministro en la televisión "France 3".

Le interesa

Le Maire afirmó haber pedido a las compañías de seguros que se comprometan a reembolsar los daños "lo antes posible".

Las inundaciones tuvieron lugar en la madrugada del pasado lunes, cuando en algunos puntos cayeron más de 300 litros por metro cuadrado, arrastrando vehículos e inundando numerosas viviendas.

El Gobierno reconoció el estado de catástrofe natural el pasado jueves en 126 municipios del departamento, en el que la localidad más afectada fue Tràbes, cerca de Carcasona, también afectada.

El presidente del país, Emmanuel Macron, a quien las inundaciones sorprendieron de vuelta de un viaje a Armenia, visitará la zona siniestrada mañana lunes.