• Jerusalén, Israel |
  • |
  • |
  • EFE

Ministros israelíes consideran factible que los dos cohetes que se lanzaron desde Gaza la semana pasada, uno de los cuales impactó en una vivienda civil israelí en Bersheva, se disparasen por un fallo, posiblemente por el impacto de un rayo, informó hoy el diario Yediot Aharonot.

El Gabinete de Seguridad se reunió de urgencia el pasado día 16 tras el impacto de los cohetes de medio alcance, el que cayó en Bersheva (a 40 kilómetros de Gaza, que no provocó heridos porque una madre metió a toda prisa a sus tres hijos en un refugio antibombas al oír las alarmas antiaéreas), y otro que cayó en el mar, cerca de la costa de Tel Aviv.

También: La ONU reclama acciones inmediatas para evitar otra guerra en Gaza

El jefe del Estado Mayor, Gabi Eisenkot, regresó de inmediato de una visita a EE.UU. ante la posibilidad de que el ataque provocase una escalada que derivase en una guerra, pero finalmente Israel no lanzó una operación de envergadura, sino una veintena de bombardeos de represalia sobre objetivos militares de Hamás.

Fuentes del Gobierno explicaron al diario que se decidió no iniciar una operación militar porque los asesores de Inteligencia informaron "con un alto grado de seguridad", que el lanzamiento de los cohetes se debió a un fallo.

"No hubiera estado bien ir a la guerra por culpa del mal tiempo", dijo un ministro, que prefirió permanecer en el anonimato.

Lea: Netanyahu advierte: "Si no cesan los ataques desde Gaza, los detendremos"

La ministra de Justicia, Ayelet Shaked, declaró por su parte que, si bien no podía confirmar que el culpable del lanzamiento había sido un rayo, sí se sabe que "Hamás no tenía intención de disparar los cohetes", informó hoy la emisora de radio nacional israelí Kan.

En la noche del martes al miércoles pasado, dos cohetes fueron lanzados desde la franja y el Ejército disparó a un grupo de milicianos que trataban de lanzar un tercero.

Las principales milicias de la franja, incluida la del gobernante de facto, el movimiento islamista Hamás, negaron estar detrás del lanzamiento y señalaron que quien lo hizo trataba de hacer fracasar las negociaciones en que media Egipto para tratar de acordar un alto el fuego de largo plazo entre Israel y Hamás.

De interés: Arqueólogos españoles desentierran la primera ciudad en la actual Palestina

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha reiterado en varias ocasiones que no cree en la posibilidad de un alto el fuego y ha llamado al Gabinete a llevar a cabo una nueva operación militar en Gaza, que seguiría a las de 2008-9, 2012 y 2014.