• Riad, Arabia Saudí |
  • |
  • |
  • EFE

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, aseguró hoy que Arabia Saudí y Turquía están tomando todas las medidas para llevar ante la Justicia a los autores del "odioso crimen" contra el periodista opositor saudí Jamal Khashoggi y que no habrá ninguna rotura de relaciones entre ambos países por este caso.

"Este crimen fue realmente doloroso para todos los saudíes. Y es doloroso para cada ser humano en el mundo, es un crimen odioso que no puede ser justificado", afirmó el príncipe heredero en la segunda sesión del principal foro inversor saudí que se celebra en Riad.

Aseveró que se está trabajando "en cooperación con el Gobierno turco" para finalizar la investigación y "presentar a los autores" del asesinato a los tribunales para que sean "juzgados".

Jamal Khashoggi. EFE/END

"Sin duda, la cooperación actual con el Gobierno turco es única y muchos están intentando usar este doloroso asunto para crear una fractura", subrayó el heredero saudí.

"Eso nunca ocurrirá mientras que haya un rey que se llama Salman bin Abdulaziz, un príncipe heredero llamado Mohamed bin Salman y el presidente turco llamado (Recep Tayyip) Erdogan", agregó desatando los aplausos de los asistentes.

Bin Salman subió hoy al escenario junto al primer ministro libanés, Saad Hariri, y el príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad al Jalifa, durante la última sesión del foro Future Investment Initiative (FII), conocido como el "Davos del desierto".

En su intervención el hombre fuerte del reino insistió en que la ruptura de las relaciones con Turquía "no va a ocurrir" y que van a "probar al mundo que los dos Gobiernos están cooperando para llevar a todos los autores a los tribunales y al final se verá la justicia. Esto es lo que puedo decir", aseguró.

Es la primera vez que el heredero habla en público después de que Riad admitiese el pasado fin de semana de que el periodista saudí murió en el consulado de su país en Estambul.

Su intervención se produce un día después de que el monarca saudí y su hijo heredero recibiesen al hijo y al hermano de Khashoggi en el palacio de Al Yamama, en Riad, para ofrecerle las condolencias por el asesinato del disidente.

A raíz de la muerte de Khashoggi, el foro económico, que termina mañana, ha sido boicoteado por numerosas figuras del mundo de la política y de los negocios, y varios Gobiernos han tomado ya medidas contra el reino a la espera de que se esclarezca el caso, que ha suscitado una ola de indignación mundial.