• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • EFE

Autoridades argentinas presentaron hoy la primera línea de teléfono especializada para denunciar a través de un mensaje de texto situaciones de acoso a la mujer en el transporte y la vía pública en Buenos Aires y su periferia, y así asistirlas en caso de peligro.

"Las mujeres no estamos ni locas, ni estamos sobre exagerando. Esto sucede y nos pasa a todas las mujeres en algún momento a lo largo de nuestra vida" denunció la ministra de la ciudad de la ciudad de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, durante una rueda de prensa con los medios.

Siete de cada diez personas que sufrieron abuso el último año en Buenos Aires fueron mujeres, razón por la que el Gobierno de la capital, en colaboración con el Gobierno nacional, ya activó esta medida de prevención y asistencia.

El ministro de Transportes de Argentina, Guillermo Dietrich (i); la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri (c), y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta (d). EFE/END

"Lo más importante de esto tiene que ver con visibilizar y dejar de naturalizar el acoso a las mujeres en el transporte público y en la vía pública" y esta línea permitirá "tener un reporte de lo que sucede en cada una de las regiones de transporte público ya sea subte (metro), tren, colectivo o espacio público", declaró Tagliaferri.

Desde este miércoles los usuarios, víctimas o testigos, podrán enviar un mensaje gratuito a la línea de asistencia para denunciar cualquier caso de acoso y, de manera automática, recibirán otro comunicado para saber si están en situación de peligro y activar el protocolo de emergencias, o para asesorarlos según la problemática en cuestión.

El ministro de Transportes de Argentina, Guillermo Dietrich (c), conversa con funcionarios y ciudadanos antes de la presentación de la primera línea de asistencia a las mujeres víctimas de acoso en el transporte público. EFE/END

Los conductores de los autobuses "se sienten responsables de lo que pasa" en el transporte público, aseguró el ministro de Transportes argentino, Guillermo Dietrich, por lo que el Gobierno está trabajando también con ellos para sensibilizarles y mostrarles qué hacer en estos casos.

Durante la presentación, estuvo presente el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien insistió en que no van a permitir el acoso a las mujeres en el transporte público y que el primer paso para la igualdad de derechos es que las mujeres puedan transitar "libremente" por la ciudad.