• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Activistas e inmigrantes beneficiarios del amparo del Estatus de Protección Temporal (TPS) en EE.UU.advirtieron ayer al Gobierno que no cesarán hasta conseguir una solución permanente para que cientos de miles de personas protegidas por este programa continúen en el país.

Distintas organizaciones activistas junto con beneficiarios del programa informaron ayer en una rueda de prensa telefónica de que no descansarán hasta lograr esa meta pese a la victoria parcial lograda a principios de este mes cuando una corte federal suspendió la eliminación del TPS para Nicaragua, El Salvador, Haití y Sudán.

Según datos del Servicio de Investigación del Congreso, actualmente hay más de 436.000 inscritos en el TPS en todo EE.UU., de los cuales aproximadamente el 90 % son de El Salvador (262.000), Honduras (86.000), Haití (58.000) y Nicaragua (5.000).

En este sentido, la directora legal del grupo National Day Laborer Organizing Network (NDLON), Emi Maclean, instó a los beneficiarios a seguir unidos.

“Una protección permanente para los beneficiarios de TPS no puede venir de la corte. Solo puede venir de que los beneficiarios luchen por sus derechos. Los beneficiarios están unidos y están respondiendo con lucha. El Congreso debe actuar”, apuntó Maclean.

El pasado día 3, un tribunal federal con sede en San Francisco decidió bloquear temporalmente las cancelaciones de los TPS de esos cuatro países emitidas por el Gobierno del presidente, Donald Trump.