• Ciudad de Panamá, Panamá |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, se mostró hoy confiado en que Estados Unidos y China superarán las tensiones que marcan ahora su relación en materia comercial, y recordó que Panamá es un país "neutral".

Varela respondió al ser consultado por los periodistas sobre si Panamá ha quedado en la mitad de las disputas entre Estados Unidos y China, a la luz de los nexos diplomáticos establecidos por su Gobierno hace más de un año con Pekín en detrimento de Taiwán, lo que causó una molestia manifiesta en Washington.

"Nosotros somos un país neutral, soberano, digno", declaró Varela, quien recibió la semana pasada al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con el que conversó informalmente sobre China según explicó este jueves el mandatario.

El jefe de Estado negó que Pompeo haya lanzado alguna advertencia a Panamá sobre China, y bromeó diciendo que en su país "nada más" pone "alertas (José) Donderis", el director del organismo de protección civil.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. ARCHIVO/END.

Pompeo dijo el pasado 18 octubre a la cadena panameña TVN que había conversado con Varela sobre China y los riesgos que puede suponer hacer negocios con el gigante asiático.

"Queremos asegurarnos de que cuando los países realicen inversiones (con otro países), entre ellos China, lo hagan de un modo que sea consistente con leyes internacionales que sean positivas para el pueblo panameño", dijo entonces Pompeo en la capital panameña.

Varela reveló este jueves que lo que Pompeo "dijo puntualmente" en la conversación que sostuvieron una vez finalizada la reunión formal, "fue que Panamá era un modelo que debiera ayudar a los otros países en cómo manejar las relaciones con China".

El pasado 7 de septiembre Estados Unidos llamó a consultas a la encargada de negocios en Panamá, Roxanne Cabral, por los nexos entablados hace más de un año con China, que es el principal proveedor de la panameña Zona Libre de Colón (ZCL), la mayor del continente, y el segundo usuario del Canal interoceánico.

Además de a Cabral, fueron llamadas a consultas por el Gobierno de Donald Trump las embajadoras en República Dominicana, Robin Bernstein, y en El Salvador, Jean Manes, que establecieron nexos diplomáticas con China en mayo y agosto pasado, respectivamente.

Panamá, El Salvador y República Dominicana son miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), al que también pertenece Costa Rica, que fue el primer país de la región en establecer nexos con China, en 2007.

Varela comentó que la tensión en materia comercial entre Estados y China "está afectado la economía y también lo que es la bolsa de valores de Estados Unidos", y expuso que cree "que los líderes políticos tienen que entender que con tensión no se crean soluciones a los problemas que afectan a nuestros pueblos, sino con diálogo".

"Entonces yo siento que al final va a haber acuerdos y que esto es simplemente parte de la estrategia de los países de renegociar sus acuerdos comerciales, solo que hay estilos y se respetan. En democracia se respetan los estilos de los presidentes", declaró Varela.

Argumentó que "así como hubo tensión con México y Canadá y se llegaron a acuerdos, al final Estados Unidos llegará a acuerdos comerciales con China".

Panamá y China han suscrito en el último año cerca de una treintena de acuerdos de cooperación, entre ellos uno para el estudio de factibilidad de un tren bala entre la capital panameña y la frontera con Costa Rica, con coste de cerca de 5,000 millones de dólares, y negocian ahora un tratado de libre comercio (TLC).

Varela anunció este jueves que viajará el próximo 5 de noviembre a China para participar en la feria de Shangai, donde junto a empresarios, exportadores y agricultores promoverá al país centroamericano. "Panamá lleva una gran delegación, creo que es la presencia más importante de Panamá en una feria", declaró el presidente panameño, y reveló los planes de su país de exportar carne al gigante asiático.