•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Corporación de la Aviación Cubana (CACSA) achacó el mal funcionamiento del transporte aéreo del país al embargo que EE.UU. mantiene sobre Cuba, al que atribuyó "daños" por valor de más de 63 millones de dólares en el período 2017-2018 solo en ese sector.

El régimen de sanciones que Washington aplica desde 1960 impide a la aerolínea Cubana de Aviación realizar operaciones de pasajeros y cargas desde y hacia territorio estadounidense, lo que genera parte de las pérdidas, según Arsenio Arocha, director adjunto de la compañía estatal, citado hoy por el diario Granma.

Arocha denunció que la "política hostil" de EE.UU. "también prohíbe la adquisición de tecnologías, equipamientos, partes, piezas y otros insumos para las aeronaves, su mantenimiento y reparación, lo que obliga a buscar mercado en países más distantes y encarece precios, fletes y seguros".

Además, las restricciones de acceso al sistema bancario internacional como consecuencia del embargo han generado un "incremento de los gastos" estimado en 22 millones de dólares, según el director adjunto de CACSA.

El ya precario sector de transporte aéreo cubano recibió un duro golpe a mediados de mayo con el peor accidente de los últimos 30 años en la isla con 112 muertos, cuando un avión arrendado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Global Air se estrelló tras el despegue.

El siniestro golpeó duramente la dañada reputación de la aerolínea estatal, que canceló la mayoría de sus rutas nacionales y redujo frecuencias de vuelos, principalmente por la falta de aviones que cumplieran todas las garantías.

Esta semana Cubana anunció la reanudación de algunas de las rutas interrumpidas entonces.

La prensa estatal y los organismos oficiales cubanos realizan estos días constantes denuncias y llamadas a rechazar el embargo, antes de que el próximo 31 de octubre Cuba presente en la ONU -como cada año desde 1992- un texto para pedir el apoyo de la comunidad internacional contra la medida unilateral estadounidense.

También se han llevado a cabo recientemente, en cada organismo y cada sector, un análisis de los perjuicios concretos que provoca el "bloqueo" -como se llama en Cuba al embargo-.

En el informe anual que el país caribeño elabora sobre estas sanciones, difundido en agosto pasado, se valoraron en 933,678 millones de dólares los daños causados por el embargo desde 1960, con base en un cálculo basado en la depreciación actual del dólar frente al valor del oro.