•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la ONU, António Guterres, está "profundamente impactado" y condenó de forma enérgica el atentado ocurrido hoy en una sinagoga en Pensilvania (EE.UU), que deja once muertos y seis heridos.

Guterres expresó a su vez sus condolencias a las familias de las víctimas, indicó en un comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric.

Policía presente en templo Congregación del Árbol de la Vida en Pittsburg donde tuvo lugar el tiroteo. AFP/END.

"El tiroteo es un doloroso recordatorio de la continuación del antisemitismo. Los judíos a través del mundo continúan siendo atraídos por ninguna razón que no sea su identidad. El antisemitismo es una amenaza para los valores democráticos y la paz y no debe tener lugar en el Siglo XXI", afirmó el secretario general.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 10.00 hora local (14.00 GMT) cuando Rob Bowers, que fue arrestado, accedió al templo de la Congregación del Árbol de la Vida en Pittsburg (Pensilvania) y comenzó a disparar de manera indiscriminada al tiempo que gritaba: "Todos los judíos deben morir".

Hizo un llamado a un frente unido -autoridades de todos los niveles, la sociedad civil, religiosos y líderes comunitarios en general- para deshacer las fuerzas del racismo, antisemitismo, la islamofobia y otras formas de odio, intolerancia, discriminación, y xenofobia en el mundo, indica además el comunicado.