•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ultraderechista Jair Bolsonaro fue electo este domingo presidente de Brasil, con casi 56% de los votos, frente a 44% para el izquierdista Fernando Haddad, según datos oficiales tras el cómputo de casi el 97% de las urnas.

Una multitud se había reunido desde varias horas antes de los anuncios frente a la casa del excapitán del Ejército para festejar una victoria ampliamente prevista por los sondeos.

Bolsonaro, de 63 años, un admirador de la dictadura militar (1964-1985) sucederá el 1º de enero al presidente conservador Michel Temer.

Simpatizantes del candidato a la presidencia de Brasil Jair Bolsonaro manifiestan su apoyoSu campaña se basó en un rechazo visceral del Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad y en promesas de mano dura contra la criminalidad y de lucha contra la corrupción.

Esta derrota del PT -la primera de las últimas cinco elecciones presidenciales- se suma a una serie de reveses para el partido que llegó a ser la mayor fuerza de izquierda de occidente.

En 2016, la presidenta Dilma Rousseff fue destituida por el Congreso y en abril de este año su líder histórico, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), fue detenido para empezar a purgar una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

La mayor parte de las mesas del país había cerrado a las 17.00 hora de Brasilia (20.00 GMT), pero las urnas permanecieron abiertas en esas otras zonas que abarcan gran parte de la Amazonía y tienen uno o dos husos horarios diferentes al del resto del país.

Los 147,3 millones de brasileños convocados a las urnas eligieron en segunda vuelta a 14 de los 27 gobernadores del país en los que tampoco ninguno de los candidatos obtuvo más de la mitad de los votos.

Los centros de votación abrieron a las 08.00 hora de Brasilia (11.00 GMT) y funcionaron durante nueve horas. La jornada electoral, que duró 11 horas, transcurrió con normalidad y sólo tuvo algunos incidentes aislados.

Según el Tribunal Superior Electoral (TSE), hasta las 16.55 hora local (19.55 GMT) se habían registrado 396 crímenes electorales en todo el país, que concluyeron con 179 personas detenidas, en su mayoría por hacer proselitismo político cerca de los colegios electorales.