•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco recordó este lunes que Europa y otras regiones del mundo surgieron como consecuencia de "oleadas migratorias durante siglos" y defendió la acogida.

En un discurso improvisado durante una audiencia a misioneros que participan en el XV Capítulo General de la Congregación de San Carlos Borromeo, el pontífice reconoció que "es verdad que actualmente hay una oleada de cerrazón hacia el extranjero" y denunció que "hay muchas situaciones" de explotación de inmigrantes.

Subrayó que él mismo desciende de inmigrantes italianos y afirmó que en la posguerra, cuando tenía unos 10 años, llegaron a Argentina numerosos polacos para trabajar y fueron "bien acogidos". "Argentina tiene esta experiencia de acoger, porque había trabajo y también se necesitaba.

El pontífice advirtió de que "el bienestar es suicida" porque puede provocar el rechazo de los inmigrantes.  EFE/END

Y Argentina, por mi experiencia, es un cóctel de oleadas migratorias, vosotros lo sabéis mejor que yo", dijo, dirigiéndose a los misioneros, conocidos como scalabrinianos. Francisco recalcó que "los inmigrantes construyen un país, del mismo modo que construyeron Europa". "Porque Europa no nació así, Europa se hizo tras muchas oleadas migratorias durante siglos", insistió.

El pontífice advirtió de que "el bienestar es suicida" porque puede provocar el rechazo de los inmigrantes. "El bienestar es suicida porque te lleva a dos cosas: a cerrar las puertas para que no te molesten, solo las personas que sirven para mi bienestar pueden entrar. Y por otro lado, por el bienestar no ser fecundos", apuntó. Al respecto, hizo hincapié en "el drama" actual, con "un invierno demográfico y el cierre de las puertas" a los extranjeros.