•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, seguirá reforzando el "discurso del miedo" contra las caravanas de migrantes que transitan por México para movilizar el electorado y ganar las elecciones legislativas del 6 de noviembre, advirtió hoy la diplomática Beata Wojna.

"Conforme se vayan acercando las elecciones del 6 de noviembre van a aumentar los discursos contra los migrantes y el despliegue en la frontera de las Fuerzas Armadas. No creo que se suavice, todo lo contrario", dijo en entrevista con Efe Wojna, profesora de Relaciones Internacionales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Santa Fe.

Para la embajadora de Polonia en México y Centroamérica de 2014 a febrero de 2018, los republicanos se aprovechan del discurso del "miedo" basado en que Estados Unidos es una "fortaleza" y se ha de defender frente al exterior.

"Generar ese miedo, esa acusación de que estamos amenazados, siempre beneficia a los partidos que tienen este discurso, ya lo hemos visto en Europa", agregó.

Explicó que este mensaje tuvo éxito en muchos países europeos y pone de ejemplo Italia o Suecia, con partidos de extrema derecha con puestos del Ejecutivo y en el Parlamento.

"La elección de Viktor Orbán en Hungría se dio en una reelección basada en una campaña muy fuertemente antimigración", señaló la especialista, y esta es la "misma estrategia" usada por Trump.

Miles de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, cruzan estos días en dos caravanas el territorio mexicano para llegar a Estados Unidos, que Trump está usando claramente en la campaña de los comicios legislativos del próximo martes, vistos como un plebiscito a favor o en contra del presidente estadounidense.

Este miércoles, por ejemplo, afirmó en Twitter que las caravanas están compuestas de "combatientes muy duros", entre ellos "pandilleros", y advirtió que "más tropas militares están en camino" para defender la "sagrada frontera".

La caravana ha aumentado la ya tensa relación diplomática entre México y Estados Unidos. Por ello, Wojna instó a evitar que se "politice a toda costa", al menos del lado mexicano, pues han de primar los intereses humanitarios del contingente.

Incluso cuando tienen lugar hechos violentos. El pasado fin de semana, una segunda caravana forzó su entrada a México en un altercado en el que falleció un joven hondureño.

El causante de la muerte no fue esclarecido y el Gobierno mexicano desmintió que la Policía Federal estuviera armada en el puente fronterizo entre México y Guatemala, desvinculándose del suceso.

"La violencia es un elemento muy negativo y genera esta sensación de que estamos ante un fenómeno que causa inseguridad. Y los policías deberían tener aquí mucho cuidado, conscientes de los derechos humanos", subrayó.

Wojna destacó que el Ejecutivo mexicano ha logrado "separar" la parte política de la humanitaria en este éxodo, y está actuando de acuerdo a "estándares internacionales".

Pese a que la mayoría de migrantes entraron ilegalmente al país a través del río Suchiate, que lo divide con Guatemala, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la pasada semana el plan "Estás en Tu Casa", que busca facilitar la condición de refugio y otorgar empleo temporal y atención médica a los migrantes que permanezcan en Chiapas y Oaxaca, en el sur del país.

Este plan, pese a ser aparentemente positivo para los migrantes, no parece que vaya a generar un efecto llamada. "Puede ser que más migrantes tengan interés en llegar a México, pero por la reacción que hemos visto en esta caravana, el país parece que no resulta tan atractivo", agregó la experta en relaciones internacionales.

De acuerdo con el Gobierno de México, unos 700 migrantes de las caravanas que cruzan estos días México para llegar a Estados Unidos - a más de 2.000 kilómetros de distancia- han sido repatriados por voluntad propia, en tanto que alrededor de 2.200 se han adherido a un plan gubernamental para facilitar la solicitud de refugio.

No obstante, la llegada de miles de centroamericanos tampoco "va a desequilibrar el país", puntualizó Wojna. México tiene alrededor de 125 millones de habitantes y se calcula que la migración representa cerca del 0,9 % de la población.