•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

República Dominicana inauguró este sábado su embajada en China, varios meses después de haber cortado los vínculos diplomáticos con Taiwán en beneficio del gobierno de Pekín.

El presidente dominicano Danilo Medina y el ministro chino de Relaciones Exteriores Wang Yi, descubrieron la placa que conmemora el acontecimiento, en la capital china.

Wang elogió la decisión de República Dominicana de romper sus vínculos con Taiwán, y aseguró que China y el país caribeño están "escribiendo una nueva historia".

"Ello es producto de la sabia decisión de establecer relaciones entre China y la República Dominicana" agregó Wang Yi.

Desde 1949 la China continental y Taiwán están dirigidos por regímenes rivales, tras una guerra civil entre los comunistas de Pekín y los nacionalistas del Kuomintang (KMT), que se refugiaron en Taipéi.

Pekín ha llevado a cabo una amplia ofensiva para borrar a Taiwán del escenario internacional, tratando de que no participe en foros globales y coaccionando a sus cada vez menos numerosos aliados diplomáticos.

El canciller dominicano, Miguel Vargas, afirmó por su lado que la apertura de la nueva embajada "supone el inicio de un capítulo relevante en las relaciones internacionales de la República Dominicana".

El presidente dominicano se reunió el viernes con su homólogo chino, Xi Jinping, para celebrar la nueva relación diplomática y firmar 18 acuerdos de cooperación en varios ámbitos que van desde las finanzas hasta la aviación civil.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi (d) y el presidente de República Dominicana, Danilo Medina (i), develan una placa durante la ceremonia de apertura de la embajada de la República Dominicana en Beijing, China. EFE

República Dominicana rompió sus vínculos con Taiwán el pasado mes de mayo de este año.

Otros países de la región, como Panamá y El Salvador, adoptaron una posición similar, para desagrado de Estados Unidos, que mantiene un claro apoyo a Taipéi, pese a que Washington reconoce al gobierno de Pekín.

En la actualidad solo 17 países tienen relaciones diplomáticas con Taiwán. Pese a las presiones políticas y económicas de China, América Central sigue siendo uno de los bastiones de Taiwán, que aún mantiene vínculos con Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua.